Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España reduce su estancia media hospitalaria en 6 días desde 2004

En 2014 los pacientes permanecían ingresados unos seis días de media, uno menos que en 2004.

Evolución de 2004 a 2014 de las estancias hospitalarias.
España reduce su estancia media hospitalaria en 6 días desde 2004
Redacción
Domingo, 29 de enero de 2017, a las 19:00
España está mejorando en los últimos años la calidad asistencial en los centros sanitarios, lo que supone una reducción de la estancia media hospitalaria. Según los últimos datos publicados por Eurostat, la media en 2014 se situó en torno a los 6 días, mientras que diez años antes sobrepasaba la semana de ingreso. 

En el ranking de países de la europeos, España ocupaba la octava plaza por la cola, por delante de Estados como Chipre, Suecia, Irlanda, Francia, Dinamarca, Bulgaria y Holanda, mientras que en los primeros puestos aparecen Finlandia, Croacia, Hungría o República Checa. 

Según explica Eurostat, la duración media de una estancia hospitalaria para los pacientes en los Estados miembros de la UE osciló en 2014 entre los 5,4 días de Bulgaria a los 10,5 días de Finlandia, aunque matiza que en casi todos ellos los días de ingreso medio se redujeron en comparación con la situación diez años antes. Estos datos se utilizan como indicador de la actividad sanitaria en los hospitales. 

Los hombres, más tiempo

En el caso español y distribuido por sexos, los hombres permanecen ingresados más tiempo que las mujeres, y las estancias más largas son para la franja de edad entre los 85 y los 94 años, que alcanzan los 9,4 días de estancia hospitalaria. detrás se sitúan los pacientes de más de 95 años, con 9,2 días de media, seguidos de los que tienen entre 75 y 84 años. 

Estas franjas de edad evidencian el envejecimiento de la población, que requiere de unos tratamientos específicos para los pacientes, normalmente más prolongados en el tiempo por cronicidad de las enfermedades. 

Además, el motivo que supone las estancias hospitalarias más largas en España en estos años sigue siendo las enfermedades mentales y del comportamiento.