La factura sanitaria de las familias cierra en 2021 con una media de 1.200 euros anuales, su cifra más alta

El gasto en servicios médicos se dispara un 48% hasta 159 euros por hogar
Consulta de Atención Primaria.


28 jun 2022. 12.10H
SE LEE EN 4 minutos
El gasto medio que los hogares dedican cada año a la sanidad ha protagonizado un fuerte repunte en el 2021 hasta situarse en los 1.203 euros por familia, lo que supone 200 más que el año previo. El desembolso se ha incrementado un 20 por ciento en comparación con un 2020 marcado por la pandemia de Covid-19, lo que deja a la cifra como la más alta de la serie desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a recopilar estos datos en 2006.

Esta nueva actualización ha recuperado la tendencia al alza que se viene repitiendo durante la última década pero que se vio interrumpida el año anterior por la entrada en escena de la crisis del coronavirus. A pesar de la amenaza sanitaria, el gasto en sanidad se redujo en el pasado ejercicio en 47 euros hasta situarse en una cifra redonda de 1.000.

La evolución también se puede observar si se tiene en cuenta el gasto medio de cada persona en el ámbito de la sanidad. Las cifras del INE lo sitúan en 2021 en los 484 euros por individuo. Son más de 80 puntos por encima de los 402 del año previo. Mientras que se mantiene notablemente superios los 420 que reflejaban las estadísticas antes del estallido de la pandemia.

Este incremento está condicionado especialmente por el aumento del gasto en servicios médicos y hospitalarios que se ha situado en el último ejercicio en una media de 159 euros al año por hogar, lo que representa un 48,6 por ciento por encima del año de la pandemia. Mientras que el mayor desembolso en términos absolutos ha sido el realizado para adquirir aparatos y equipos terapéuticos con una factura anual de 427 euros, un 15,7 por ciento más que en 2020.

En el desglose del Instituto Nacional de Estadística (INE) también destaca el gran incremento de los servicios dentales que se han situado en una media de 198 euros al año por unidad familiar, un 43,3 por ciento por encima del ejercicio anterior. Mientras que los de carácter paramédico han alcanzado los 99 euros, lo que representa un 45,5 por ciento más.

Lo que sí que muestra la investigación es un aumento algo más contenido del desembolso en productos farmacéuticos. La media del 2021 ha sido de 259 euros frente a los 246 del año anterior. Esta partida ha crecido un 5,2 por ciento a nivel interanual, lo que le sitúa por debajo de la media general del área de sanidad.


Sanidad, el segundo gasto doméstico que más crece


El gasto en sanidad ha sido la segunda partida que más se ha incrementado en las cuentas anuales de las familias en 2021 solo por detrás del desembolso en restaurantes y hoteles que ha crecido un 30,6 por ciento hasta situarse en los 2.288 euros. Aunque el dato está condicionado por las fuertes restricciones del año previo. También ha crecido con fuerza el transporte hasta los 3.230, lo que representa un 17,8 por ciento más.

El ocio y la cultura con una factura anual de 1.294 euros (14,9 por ciento más) o la compra de muebles y artículos para el hogar con 1.286 euros (9,9 por ciento más) son otras de las que más han remontado con la recuperación de la actividad. Mientras que el único desembolso que ha retrocedido en comparación con la pandemia es el de las comunicaciones que ha cerrado el año en 937 euros por hogar (0,3 por ciento menos).

En términos generales, el gasto medio por hogar ha sido de 29.244 euros en el 2021, lo que representa un incremento del 8,3 por ciento en comparación con el 2020. Es la mayor alza desde que se inició la serie histórica. La media de sanidad es prácticamente tres veces más alta que la del conjunto de desembolsos de las unidades familiares para pasar el año.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.