Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El G-7 quiere una sanidad global que aborde epidemias y cronicidad

Los ministros de Sanidad del G-7 se reúnen en Japón para abordar problemas sanitarios globales

Los ministros de Sanidad del G-7 en una reunión previa.
El G-7 quiere una sanidad global que aborde epidemias y cronicidad
Redacción
Lunes, 19 de septiembre de 2016, a las 17:10
Los ministros de Sanidad del G-7 se han reunido en Kobe (Japón) para seguir trabajando en una hoja de ruta que aborde los problemas sanitarios globales. El comunicado que resume el encuentro señala que “la salud es fundamentalmente un asunto global” y apunta cuatro retos para los próximos años: las emergencias de salud pública, atender la sanidad universal, la resistencia a antibióticos y el impulso a la I+D+i.
 
Dar una respuesta rápida y eficaz a las emergencias de salud pública se ha convertido en una de las prioridades del G-7. Para contribuir a ello, proponen aumentar la financiación y apoyar organismos como el Fondo de Contingencias para Emergencias de la OMS, el Mecanismo de Financiación de Emergencia para Casos de Emergencia para casos de pandemia y el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.
 
El enfoque del G-7 coincide con el de la OMS de abordar las crisis desde niveles organizativos: oficinas centrales, centros regionales y oficinas en cada país. Para ello consideran necesario impulsar los recursos humanos en equipos de emergencia global como el Cuerpo Médico Europeo, el Equipo de Respuesta ante Infecciones del Servicio contra Desastres Japonés y el Equipo de Respuesta Rápida de Prevención Global del Centro de Control de Enfermedades de EEUU.
 
Cobertura Universal
 
Otro de los objetivos es impulsar la cobertura sanitaria universal para “responder a retos de salud como enfermedades infecciosas, no transmisibles, la malnutrición y la salud reproductiva”. Para lograrlo el G-7 defiende la necesidad de la transparencia para controlar y evaluar las intervenciones y determinar “el destino de recursos finitos”.
 
En el marco de esta estrategia para impulsar la universalidad sanitaria, el G-7 pone el foco en la cronicidad. Defienden la promoción de la salud y la prevención y programas específicos para población envejecida como los pilares donde sustentar la acción. También el uso de ‘big data’ se contempla como una herramienta para fortalecer los sistemas sanitarios.
 
Resistencia a antibióticos
 
En el tercer apartado, el G-7 pone el foco en la resistencia a antibióticos y reclama medidas más contundentes en humanos y animales para “reforzar el uso prudente de antibióticos”. Además, agradece los esfuerzos para promover la cooperación para aprobar nuevos fármacos, terapias alternativas y diagnósticos.
 
Por último, el G-7 destaca el papel del I+D+i para asegurar “la sostenibilidad de los sistemas de salud”. El comunicado apunta que “acelerar la investigación y la innovación en emergencias de salud pública así como en otras áreas prioritarias tiene un impacto positivo en la salud”.