Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El CES ve la Primaria y las listas de espera como 'puntos débiles' del SNS

La memoria del órgano advierte de que la Medicina de Familia sigue sin haberse recuperado del periodo de crisis

La sanidad pública presenta varias 'fallas', según el Consejo Económico y Social.
El CES ve la Primaria y las listas de espera como 'puntos débiles' del SNS
Jueves, 22 de junio de 2017, a las 09:00
El Consejo Económico y Social (CES) ha hecho una extensa evaluación de la sanidad pública española y se ha encontrado, particularmente, con dos problemas que no se han abordado por las estrecheces económicas por las que ha pasado y pasa el Sistema Nacional de Salud (SNS): reforzar la Atención Primaria y reducir las listas de espera tanto para intervención quirúrgica como para consulta en Atencion Especializada.
 
Así lo indica la memoria publicada por órgano sobre la situación socioeconómica y labora del España durante el pasado 2016, que indica que la disminuir las listas de espera “es uno de los retos más sensibles” al que se enfrenta el piso asistencial de Atención Especializada. Y es que “volvió a incrementarse el número de pacientes que no han podido ser operados, viéndose obligados a esperar, siendo la tasa de pacientes en espera para intervenciones no urgentes por cada 1.000 habitantes de 12,7. Por su parte, el tiempo que es necesario  esperar para una intervención quirúrgica es, como término medio, de 83 días, lo que supone seis días menos que en 2015, pero ese descenso no ha sido suficiente para acercar el valor al que se registró en 2009 y 2010”.
 
Para el CES, este aumento de pacientes en espera por un lado y la insuficiente mejora de la demora por el otro vienen a profundizar “en la tendencia negativa que viene registrándose en los últimos años y que, en gran parte, responde a las restricciones presupuestarias”.  Esta evolución también se deja notar en la tasa de altas hospitalarias por cada 1.000 habitantes, que descendió un 2 por ciento en la red pública". Mientras, "paralelamente, los centros privados registraron un incremento de su actividad, visible en la evolución positiva del número de altas".
 
Atención Primaria
 
El CES también pone el dedo en otra herida del Sistema Nacional de Salud (SNS), la situación de los centros y profesionales de Atención Primaria. “El número de centros de Atención Primaria ha ido disminuyendo a lo largo del periodo de crisis, sin haber logrado aún su recuperación (3.048 centros de salud y 10.115 consultorios en la actualidad). Mientras se reducía el número de trabajadores y de instalaciones, el volumen de consultas experimentó un incremento continuo en el caso de la Enfermería y descendió en el de la Medicina, con un ligero incremento en el último año. La distinta evolución del volumen de efectivos y de demanda de atención, sin duda ha influido de manera negativa en el nivel de presión ejercida sobre los propios profesionales, sobre la calidad de la atención prestada y, en definitiva, sobre el sistema en su conjunto”, advierte el informe.
 
De hecho, considera que “el reciente acuerdo entre el gobierno y los agentes sociales, que incluye el compromiso de aumentar la tasa de reposición hasta el cien por cien, puede ser crucial en los próximos años” y recuerda que “no puede olvidarse que la Atención Primaria va a necesitar a corto y medio plazo un notable refuerzo para afrontar las consecuencias del envejecimiento de la población, que trae consigo una considerable carga derivada del cambio de patrón de morbilidad”.
 
En cambio, alaba la situación del gasto farmacéutico. “La adopción de medidas para favorecer la competencia de precios como la aplicación de criterios de coste-efectividad en las decisiones de financiación pública de medicamentos, el sistema de agrupaciones homogéneas de medicamentos con aplicación de los precios menores y precios más bajos, la actualización permanente del Nomenclátor Oficial de la prestación farmacéutica del SNS en la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos y el fomento de presentaciones adaptadas a la duración de los tratamientos, entre otras, han contribuido al control del gasto en una de las partidas más importantes del sistema”, indica.
 
Así mismo, advierte de que el desarrollo futuro del SNS ha de pasar la interoperabilidad de los sistemas autonómicos, y es vista como “un elemento crucial en el avance de la calidad del sistema”. 

Acceda al documento