El Carlos III mejora sus cuentas pero la auditoría aún encuentra fallas

La entidad mantiene errores contables que ya se notificaron en 2016 y 2017, pero mejora sus procesos

Raquel Yotti, directora del Isciii.
El Carlos III mejora sus cuentas pero la auditoría aún encuentra fallas
mar 13 agosto 2019. 10.50H
El Instituto de Salud Carlos III (Isciii) ha presentado sus cuentas anuales para 2018 junto al correspondiente informe de la auditoría. Este año, la entidad ha mejorado su contabilidad, pero la auditoría sigue señalando errores que ya se cometían en 2016 y 2017. 

En 2017, los auditores señalaron que el Isciii no tenía definido un procedimiento formal en el que se establezcan las directrices a seguir por los posibles deterioros de valor de sus créditos. Este error ya no es advertido en el informe correspondiente a 2018.


La auditoría considera que debe regularizarse la partida de acreedores para obtener una situación real del patrimonio 


Por otra parte, siguen repitiéndose dos errores que ya se apuntaron los dos años anteriores. En primer lugar, la auditoría afirma que "a fecha de cierre el Organismo mantiene en contabilidad un saldo de 95.160,99 euros correspondientes a facturas que de acuerdo a la aplicación de emisión de facturas IFMS se encuentran anuladas".

Junto a esta salvedad, la auditoría encuentra que tras realizar un análisis de la antigüedad de los saldos de la cuenta de Acreedores presupuestarios y no presupuestarios, se ha evidenciado "que la antigüedad media del saldo de acreedores no presupuestarios pendientes de pago es de 8 años desde el alta en la cuenta del organismo. Asimismo, entre las cuentas de acreedores no presupuestarios que no han presentado movimiento durante el ejercicio 2017 existen seis cuentas cuyo apunte de apertura se realizó en el ejercicio 2002, que suman un importe de 349.534,68 euros. Estas cuentas deben regularizarse para que la cuenta de acreedores refleje la situación patrimonial real".

Estado de la deuda


A pesar de ello, la auditoría considera que "las cuentas anuales adjuntas expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Instituto de Salud Carlos III". 

En cuanto a los datos de deuda ajustados, a largo plazo ha sido de 1.345.730, una cifra dos millones inferior a la del año anterior. Las deudas ajustadas a corto plazo también son inferiores en un millón de euros respecto al año anterior. En concreto, en 2018 fueron de 2.220.629.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.