Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El 90% de casos de 'bullying' sanitario quedan impunes

El 81 por ciento de los profesionales sanitarios admiten haber recibido acoso o malos tratos de sus compañeros

Maltrato dentro del sector sanitario.
El 90% de casos de 'bullying' sanitario quedan impunes
Redacción
Jueves, 27 de octubre de 2016, a las 13:10
El ‘bullying’ no solo afecta a los niños. El 81 por ciento de los profesionales sanitarios de Reino Unido admite haber padecido algún tipo de acoso o malos tratos por parte de sus compañeros. Incluso, un 44 por ciento de los 1.500 entrevistados asegura que aún son víctimas de algún tipo de maltrato físico o psicológico, según indican los resultados de un estudio realizado por ‘The Guardian’.

La elevada tasa de acoso está relacionada con la impunidad que existe. La investigación apunta que nueve de cada 10 casos registrados no han sido resueltos y, por ende, no se ha concretado ninguna sanción al profesional que abusaba de sus compañeros. De ahí que un cuarto de los 300.000 sanitarios que conforman el sistema nacional de salud de Reino Unido haya admitido haber padecido algún tipo de ‘bullying’ durante 2005. Una situación que, según los propios encuestados, no parece que mejorará.

El 87 por ciento de los participantes en la encuesta piensa que el maltrato es uno de los principales problemas que afecta al sistema, pero denuncian que no hay un respaldo por parte de sus superiores. En este sentido, el 75 por ciento afirma que no hay una política seria por parte de la administración para combatir el ‘bullying’ y reducir su presencia en los hospitales y centros de salud.

Algunos de los profesionales reconocen que “la organización se pone a la defensiva con estos temas, por lo que adopta una línea corporativa para protegerse de cualquier consecuencia legal. Esto obliga a que los sanitarios deban resolver el conflicto fuera del trabajo, lo que genera un desgaste personal y emocional que repercute en el desempeño laboral. De lo contario, la única opción es sufrir en silencio”.

No por casualidad un tercio de las víctimas reconocen haber sido expulsados de sus puestos de trabajo después de padecer algún tipo de maltrato que afecte su resultado laboral. Mientras que un 41 por ciento ha afirmado que se han visto obligados a acudir a tratamiento y apoyo especializado para solventar sus problemas.