Las personas infectadas con la cepa original se vuelven más resistentes contra esta mutación seis meses después

Las personas que han pasado el Covid son inmunes a la variante británica


08 mar 2021. 13.30H
SE LEE EN 3 minutos
Mientras se propaga la variante de Covid británica, los científicos estudian la capacidad de los anticuerpos para protegernos de las nuevas cepas del coronavirus. En este contexto, una investigación realizada por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña, y publicado en BioRxiv, señala que a las personas a las que se les administró las dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech, con y sin infección previa, y a los que pasaron la infección con el SARS-CoV-2 (tras seis meses), desarrollaron anticuerpos que tienen la capacidad de detener la variante de origen británico que por estos días amenaza a la población mundial por su letalidad y velocidad de infección.

Para evaluar el impacto potencial de las variantes del SARS-CoV-2 sobre la actividad neutralizante de los individuos infectados y/o vacunados, el grupo de investigadores analizó la neutralización de los pseudovirus (virus producidos en laboratorio) que expresan el pico de la cepa original de Wuhan D614G y de la variante británica B.1.1.7.

Para analizar la capacidad protectora de los anticuerpos, el estudio contó con una muestra de 53 participantes, que habían sido previamente infectados con coronavirus, y con 32 personas a las que se les administró las dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech, con y sin infección previa. Las muestras provienen del Hospital Germans Trias i Pujol y del Hospital Sant Joan de Déu de Manresa de la Fundación Althaia.

Para evaluar la protección, los investigadores, a algunos de los pseudovirus, se les mantuvo el genoma del virus original y a otros de les incorporó mutaciones de la variante del SARS-CoV-2 detectada por primera vez en Inglaterra (B.1.1.7).


Resultados de la inmunidad ante la cepa británica

               
Los resultados demuestran que aquellas personas previamente infectadas desarrollan anticuerpos que bloquean "eficientemente", tanto la variante original como la variante británica. Los expertos han visto que las personas que se habían infectado durante la primera ola y que habían generado anticuerpos contra la variante original tienen una mejor respuesta contra la variante británica a los seis meses de la infección, en comparación al inicio.

"La infección natural, en comparación con la vacuna, genera una inmunidad de mejor calidad contra el SARS-CoV-2 porque expone de manera prolongada en el tiempo las diferentes proteínas del virus al sistema inmunitario y, además, puede ser que queden partes del virus dentro del cuerpo que, con el tiempo, van refinando los anticuerpos", explica Benjamin Trinité, investigador postdoctoral en IrsiCaixa.
    
En cuanto a las personas que se les administró las dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech y que no han pasado la infección anteriormente, el estudio concluyó que los anticuerpos de los participantes son dos veces menos eficientes bloqueando la variante británica respecto a la original. Sin embargo, en todos los casos los niveles de anticuerpos son suficientemente elevados como para impedir la infección por ambas variantes.

Por otro lado, las personas que ya habían pasado la infección y luego recibieron la vacuna tienen anticuerpos que neutralizan muy eficientemente las dos variantes e incluso actúan mejor contra la cepa británica.

"Los resultados nos muestran que la mayoría de personas tienen protección contra las dos variantes, pero no sabemos cuánto tiempo dura esta protección, y puede que haya personas que pierdan los anticuerpos", sentencia Edwards Pradenas, investigador en IrsiCaixa.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.