Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Menos dosis infantiles en el nuevo calendario vacunal

Sanidad lanza un documento para explicar las razones para adoptar el esquema 2+1 en la vacunación de esta población

Elena Andradas, directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.
Menos dosis infantiles en el nuevo calendario vacunal
Martes, 28 de junio de 2016, a las 13:50
El Ministerio de Sanidad ha lanzado un documento para explicar uno de los principales cambios aprobados en la Comisión de Salud Pública: el cambio de esquema del calendario vacunal infantil nacional, por el que se ha llevado el cambio del 3+1 al 2+1, reduciendo una dosis.
 
Esta decisión se ha tomado particularmente para la primovacunación de difteria-tétanos-tosferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b y hepatitis B, y “tiene como objetivo reducir el número de pinchazos en el lactante a los estrictamente necesarios manteniendo y asegurando una adecuada protección”, indica el departamento que dirige Alfonso Alonso en funciones.
 
Entre las causas que han llevado a esta decisión, hay motivos inmunológicos (hay que recordar que los esquemas 3+1 estaban basados en información de los años setenta, que era escasa), clínico epidemiológicos (varios países de la Unión Europea hace años que aplican el nuevo formato, sin ningún tipo de incidencia negativa n la salud pública) e incluso logístico-operativos. Concretamente, Sanidad reconoce un “ahorro a corto-medio plazo al eliminar la dosis de vacuna pentavalente del segundo año”, aunque asegura que este factor no ha sido determinante para la adopción del 2+1.
 
Asimismo, el documento asegura que “la disminución del número de pinchazos también puede favorecer la vacunación ‘en tiempo’. Es preciso recordar que una de las medidas más efectivas y sencillas para prevenir la tosferina en los lactantes es precisamente no demorar las primeras dosis de vacunación”.
 
Hay  que recordar que, precisamente, la tos ferina ha sido una de los motivantes del cambio, dados los problemas de producción que se han dado con este antígeno. “Se contribuye a paliar los efectos producidos por el problema temporal de suministro de algunas vacunas que contienen componentes de tosferina, entre ellos la vacuna pentavalente”, concreta el departamento.

Acceda al documento de Sanidad