15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

"Los médicos españoles tenemos la presión fiscal más alta de Europa"

CESM valora positivamente la deducción del IRPF para las pensiones de sanitarios de avanzada edad

Francisco Miralles, secretario general de CESM.
"Los médicos españoles tenemos la presión fiscal más alta de Europa"
vie 30 marzo 2018. 19.00H
Pablo Rodríguez
La deducción del IRPF para las pensiones de aquellos jubilados de edad avanzada anunciada hace unas semanas por Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, afectará directamente a los médicos. Esto se debe a que la medida beneficiará sólo a las rentas más altas, ya que más del 60 por ciento de los mayores de 65 años ya están exentos de pagar este impuesto al no alcanzar su retribución de retiro los 12.000 euros anuales.

Por este motivo, los facultativos han visto con buenos ojos esta nueva medida del Ejecutivo, ya que "los médicos españoles tenemos la presión fiscal más alta de Europa", ha denunciado Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), a Redacción Médica. Por ello, consideran que "cualquier rebaja es importante, y más las de este tipo, pues las deducciones de impuestos siempre favorecen menos a los colectivos asalariados de alto rango".

Estas circunstancias hacen que los médicos "siempre queden insatisfechos" con medidas fiscales que casi siempre, según afirma Miralles, afectan a todo el mundo menos a ellos: "Siempre a los tramos en los que solemos estar los médicos es a los que más se le incrementa la presión fiscal, a los que tienen ingresos medio-altos, por lo tanto veremos con buenos ojos cualquier rebaja fiscal siempre que nos afecte, que no nos quedemos fuera", ha explicado.

Sólo afecta a un tercio de los jubilados

La medida anunciada por el titular del Ministerio de Hacienda ha creado controversia, puesto que sólo afectaría a un tercio de los jubilados. Se trataría de aquellos mayores con rentas más altas, ya que los pensionistas que perciben retribuciones de retiro menores a los 12.000 euros anuales ya están exentos de pagar IRPF.

La decisión confirmada ahora por el Ejecutivo a través de Montoro, y que ya fue anunciada hace unos meses, está orientada a reconocer los "costes inherentes" de las personas que alcanzan una edad "muy avanzada", como los referidos a la discapacidad, por lo que el ministro de Hacienda explicó que la deducción les dará a estos jubilados un "tratamiento financiero adecuado". La medida se incluirá en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y entrará en vigor cuando éstos sean aprobados.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.