Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

"La Administración no podría haber financiado la sanidad sin concesiones"

El presidente del Círculo de Sanidad sale en defensa de este modelo y su aportación en la inversión sanitaria de España

Ángel Puente, presidente del Círculo de Sanidad.
"La Administración no podría haber financiado la sanidad sin concesiones"
Redacción
Viernes, 09 de diciembre de 2016, a las 12:40
El presidente del Círculo de Sanidad, Ángel Puente, asegura que “las concesiones han permitido inversiones que la Administración no podría haber financiado” y advierte que el retroceso en este modelo tendrá consecuencias para la sostenibilidad del sistema sanitario público.

En una entrevista concedida a Servimedia, Puente defiende el modelo de contratación de servicios a empresas en el ámbito de la sanidad, ya que en su opinión, “no son una privatización” porque “nadie paga por ser asistido en un hospital concesionado, ni tiene que realizar ningún copago por recibir asistencia, el servicio que se recibe es exactamente igual que en un centro de gestión pública y la calidad de la asistencia es tan buena como en cualquier otro centro”.

En defensa del ‘modelo Alzira’

El presidente del Círculo de la Sanidad ha querido salir en defensa del modelo de concesión de servicios a empresas privadas en el ámbito del Sistema Nacional de Salud (SNS) en un momento particularmente complejo, en el que instituciones como la Generalitat Valenciana han manifestado su intención de revertir las concesiones a empresas privadas de la gestión de hospitales del sistema público, como es el caso del ‘modelo Alzira’ implantado por el Grupo Ribera Salud.

“Para tomar una decisión así se tienen que tener en cuenta muchos factores, desde la satisfacción del usuario hasta el tiempo de las listas de espera o el coste real que le va a representar a la Administración afrontar las inversiones necesarias para renovar el equipamiento o simplemente mantener el hospital en el estado actual”. Y se cuestiona: “¿se han tenido en cuenta en este caso?”.

El futuro del SNS

A la pregunta de si desde el Círculo de la Sanidad se teme una reversión masiva de servicios ahora prestados por empresas en el marco del sistema sanitario, Ángel Puente se ha mostrado escéptico hacia esta posibilidad. “Sinceramente, creo que el sentido común no llevará a esto. En España tenemos una de las mejores sanidades del mundo y ello pese a que el porcentaje del PIB que las Administraciones Públicas destinan a este fin es inferior al de países como Alemania, Francia o Reino Unido… Y esto es así porque en su día se buscaron fórmulas de gestión que permitieron realizar desde la ampliación de servicios sanitarios o la renovación tecnológica de los equipamientos hasta la construcción de nuevos hospitales”.

Puente ha defendido sin ambages la participación de las empresas en el SNS, que consideró necesaria para garantizar la sostenibilidad a medio y largo plazo del sistema sanitario público y para abordar las inversiones que éste necesita. “Es evidente que la Administración no dispone de los recursos económicos suficientes para abordar el volumen de inversión que necesita el sistema. Son muchos los factores a tener en cuenta para que la Sanidad sea sostenible y moderna, pero todos ellos pasan por la colaboración público-privada”, ha aseverado.

Crear un Registro de Proveedores

El Círculo de la Sanidad sí es partidario de que desde la Administración se adopten medidas para garantizar que los proveedores que operen en el sistema sanitario cumplan unos elevados estándares de calidad. En este sentido, Ángel Puente se ha mostrado a favor de crear un Registro de Proveedores del Sistema Nacional de Salud, que garantice que todos los proveedores que contraten con la Sanidad Pública cumplen una serie de requisitos básicos para prestar el mejor servicio.

“En los últimos tiempos hemos visto como las Administraciones Públicas han utilizado el precio como único criterio a la hora de adjudicar productos y servicios, lo que ha acabado siendo una puerta de entrada para muchas empresas sin ninguna experiencia en el sector y con una calidad cuestionable en la prestación de servicios. Creemos que el sistema no se puede permitir este tipo de cosas y por eso consideramos imprescindible crear un registro de proveedores que garantice que las empresas que van a competir por estos contratos cumplan un estándar de calidad”, ha remachado.