En el estudio participaron 54 pacientes, con una media de edad de 82 años, y 41 de ellos fueron mujeres

Principales predictores radiológicos que surgen tras un infarto cerebral


16 feb 2022. 18.50H
SE LEE EN 3 minutos
Aproximadamente un 30 por ciento de los accidentes cerebrovasculares (ACV) isquémicos son causados por la obstrucción vascular proximal del circuito anterior. En este sentido, son muchas las variables clínicas y radiológicas las que están involucradas en el pronósitico neurológico de los pacientes que han sufrido algún ACV isquémico.

Por ello, un grupo de investigadores del Hospital Universitario Italiano de Buenos Aires ha llevado a cabo un estudio en el que establecen una serie de predictores radiológicos a través de la angiografía por tomografía computarizada (TC), siendo esta "la técnica más indicada en los candidatos a recibir un tratamiento endovascular", tal y como explica Matías Javier Rodríguez, el principal autor del estudio. 

Rodríguez establece como "factores radiológicos el grado de circulación colateral leptomeníngea, así como la longitud, densidad y extensión del trombo". Estos predictores del pronóstico neurológico tras sufrir un accidente cerebrovascular isquémico sirven para "determinar el volumen final del infarto cerebral en pacientes con ACV utilizando la angiografía por TC".

A este respecto, Rodríguez explica que el objetivo de la investigación es "analizar las correlaciones del volumen final del infarto con la mortalidad y el resultado funcional a largo plazo en estos pacientes".


"Se midió el volumen final del infarto en la tomografía computarizada (TC) de seguimiento de los pacientes"



El estudio observacional retrospectivo incluyó a "adultos con accidentes cerebrovasculares isquémicos debido a obstrucción de la circulación anterior diagnosticados por angiografía por TC en el período comprendido entre junio de 2009 y diciembre de 2019". El autor principal del estudio señala que "se midió la longitud y la densidad del trombo en imágenes de TC sin contraste y utilizaron el coágulo de puntuación de carga para registrar el grado de circulación colateral leptomeníngea y la extensión del trombo"

Además, para llevar a cabo la investigación, Rodríguez añade que "se midió también el volumen final del infarto en la TC de seguimiento de los pacientes y se analizaron las correlaciones entre los factores radiológicos descritos en el volumen del infarto".

El estudio contó con 54 pacientes, de los cuales 41 fueron mujeres


La investigación contó con la colaboracion de 54 pacientes, con una edad media de 82 años, de los cuales 41 fueron mujeres, lo que representaba el 75 por ciento del total. Todos los pacientes presentaban accidentes cerebrovasculares isquémicos por oclusión proximal. Asimismo, "cerca del 60 por ciento de los accidentes cerebrovasculares afectaron al hemisferio cerebral derecho, y el vaso afectado con mayor frecuencia fue el segmento M1 de la arteria cerebral media, afectando al 40,7 por ciento de los pacientes", recalca Rodríguez.

El volumen final del infarto "se correlacionó con el grado de circulación colateral leptomeníngea y con la puntuación de carga de coágulos" y, según Rodríguez, "ni la longitud ni la densidad del trombo se correlacionaron con el volumen final del infarto".

En definitiva, "el volumen final del infarto se puede estimar en la angiografía por TC inicial", según Rodríguez. Además, el autor principal del estudio concluye que "los mejores predictores radiológicos independientes del volumen final del infarto son el grado de circulación colateral y la puntuación de la carga del coágulo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.