26 abr 2019 | Actualizado: 22:30

Un estudio señala el azafrán como posible tratamiento para el TDAH

El azafrán podría ser tan beneficioso como los estimulantes o los antidepresivos y con menos efectos adversos

El azafrán cuenta con una larga tradición médica.
Un estudio señala el azafrán como posible tratamiento para el TDAH
dom 17 marzo 2019. 19.00H
Un reciente estudio señala que el azafrán (Crocus sativus L) parece ser tan efectivo como el metilfenidato (MPH) en el tratamiento del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Tal como ha recogido Medscape, en un ensayo aleatorio de 6 semanas, realizado por la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán, el azafrán y el estimulante no han mostrado diferencias significativas ni eventos adversos.

"De este estudio preliminar, el asunto principal es que podemos considerar el azafrán como una alternativa en pacientes con TDAH", ha declarado el autor principal del estudio, Shahin Akhondzadeh, profesor de psicofarmacología clínica del Hospital Psiquiátrico Roozbeh, en la Universidad de Teherán a Medscape.

"A corto plazo, el azafrán ha demostrado la misma eficacia que el metilfenidato, aunque se necesitan estudios más amplios y controlados con períodos de tratamiento más largos para verificar los hallazgos", ha señalado.


"A corto plazo, el azafrán ha demostrado la misma eficacia que el metilfenidato"


La importancia del estudio radica además en que el MPH, un estimulante habitualmente utilizado para tratar el TDAH, también conocido como Ritalin, uno de sus nombres comerciales, tiene muchos efectos secundarios como la pérdida de apetito, trastornos del sueño y náuseas. Además, se calcula que en torno al 30 por ciento de los niños no responde al medicamento, por lo que el descubrimiento abre nuevas vías a tratamientos no estimulantes.

Akhondzadeh además ha explicado que para tratar el TDAH también se han utilizado antidepresivos en estos pacientes, aunque también se han relacionado con efectos adversos y con resultados que "a menudo son insatisfactorios". De ahí que los investigadores hayan visto un "espacio vacío que puede ser llenado con medicamentos alternativos, en particular medicamentos a base de hierbas".


Larga tradición


Precisamente, y tal como ha señalado Akhondzadeh, el azafrán cuenta con una larga tradición en la medicina de Irán y de la antigua Persia. "Como sabrán, mi país es el principal productor de azafrán y aproximadamente el 90 por ciento del azafrán es iraní. De hecho, el azafrán es una hierba persa con historia tan larga como el Imperio Persa", ha señalado Akhondzadeh.

"Hay documentos sólidos en la medicina tradicional persa sobre los efectos psicotrópicos del azafrán, pero también necesitamos medicina basada en la evidencia en la medicina tradicional.

"Mi grupo de investigación en el Hospital de Psiquiatría Roozbeh ha estudiado los efectos psicotrópicos del azafrán desde principios de 2000, y hemos documentado sus efectos antidepresivos", ha agregado. El azafrán y sus constituyentes activos parecen aumentar la inhibición de la recaptación de dopamina y norepinefrina y son antagonistas del receptor de ácido N-metil D-aspártico (NMDA) y agonistas de GABA-α.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.