Coronavirus: documento médico de las interacciones con los antipsicóticos

Ocho sociedades científicas establecen un código de colores tipo semáforo para "ayudar al clínico a tomar decisiones"

Coronavirus: documento médico de las interacciones con los antipsicóticos
vie 27 marzo 2020. 16.30H
Las sociedad españolas de Geriatría y Gerontología, Medicina Interna (SEMI), Neurología (SEN), Psicogeriatría, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Geriátrica, Psiquiatría (SEP) y Psiquiatría Geriátrica han elaborado un documento de consenso que recopila las interacciones entre los fármacos prescritos para tratar a pacientes mayores con coronavirus y los antipsicóticos.

El texto establece un código de colores tipo semáforo, en el que el rojo significa contraindicado o evitar, el naranja alto riesgo y evitar salvo que sea imprescindible, el amarillo precaución y el verde no contraindicado.


"Aunque existan unas u otras indicaciones oficiales no se corresponde siempre con la realidad de la verdadera utilidad"


"El contexto epidemiológico actual hace que se den circunstancias en el ingreso de las personas con infección por coronavirus que hacen muy difícil o imposible tanto el abordaje no farmacológico como la prevención del delirium e incluso su diagnóstico precoz, ya que el aislamiento, la imposibilidad para la estimulación sensorial, la incapacidad para establecer estrategias de comunicación y reorientación a la realidad, así como la incapacidad también para mitigar el estrés emocional con la ausencia de cuidadores hacen que la incidencia de trastornos de agitación, inquietud psicomotriz, agresividad o psicosis sean frecuentemente esperables", explican.

Uno de los factores relevantes es el hecho de que "aunque existan unas u otras indicaciones oficiales no se corresponde siempre con la realidad de la verdadera utilidad de los distintos fármacos en sus potenciales indicaciones, dada la dificultad para la realización y/o ausencia de ensayos clínicos en población mayor".

Por este motivo, "el documento pretende ayudar al clínico a tomar decisiones sensatas y lo más informadas posibles para esta frecuente y demandante encrucijada clínica, en una situación de incertidumbre, pero de necesidad de respuesta asistencial", según se apunta en la presentación del propio texto.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.