Ruber Internacional incorpora una técnica pionera para detectar epilepsia

Este nuevo método permite valorar la epilepsia refractaria, que no es controlable con medicación

Antonio Gil-Nagel Rein, director del Programa de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional.
Ruber Internacional incorpora una técnica pionera para detectar epilepsia
mié 06 noviembre 2019. 11.30H
El Programa de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional ha llevado a cabo el primer estudio en pacientes españoles que avala los resultados de una nueva técnica para el tratamiento de la epilepsia. Este nuevo método está basado en la utilización de electrodos profundos y termocoagulación para la valoración quirúrgica de la epilepsia refractaria, un tipo de epilepsia no controlable con medicación.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) publica en su revista oficial Neurología, el primer estudio con datos de pacientes españoles que avala los resultados del uso de este procedimiento.


Esta técnica permite localizar el foco epiléptico de manera más efectiva y menos invasiva


El estudio, realizado sobre 71 niños y adultos, indica que esta nueva técnica permite localizar el foco epiléptico en muchos pacientes en los que antes no era posible. Una vez localizado el foco puede tratarse mediante termocoagulación, que utiliza los mismos electrodos ya implantados y que es menos invasivo que otras técnicas, o incluso, proceder a la cirugía.

Los buenos resultados que se extraen del estudio son similares a los de otros proyectos llevados a cabo a nivel internacional, en países como Francia, Italia y EEUU.

Situación de la enfermedad


La epilepsia es una enfermedad cerebral que afecta al 0’8 por ciento de la población. En España aproximadamente 350.000 personas. En el 25 por ciento de los casos (87.500 personas) las crisis epilépticas no se controlan con la medicación (condición conocida como epilepsia refractaria), siendo en estos casos la cirugía eficaz cuando es posible localizar la zona del cerebro causante de las crisis.

Además, la extirpación quirúrgica del foco epiléptico (la zona enferma) permite el control de las crisis en el 70 por ciento de los pacientes. Tal y como explica el director del Programa de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional, Antonio Gil-Nagel Rein, “esta localización del foco epiléptico es sencilla cuando éste es visible en una resonancia magnética (RM) cerebral, pero se complica cuando la resonancia magnética es normal, aproximadamente el 75 por ciento de los pacientes”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.