Quirónsalud Madrid estrena quirófano híbrido con angiógrafo biplano

Esta tecnología está especialmente indicada para intervenciones que requieren gran precisión y para las pediátricas

Alfredo Casasco y Laura Paul.
Quirónsalud Madrid estrena quirófano híbrido con angiógrafo biplano
jue 27 febrero 2020. 13.50H
El futuro de las intervenciones quirúrgicas se dirige hacia cirugías cada vez menos invasivas. Los quirófanos híbridos son una pieza fundamental en esta evolución  ya que permiten acceder a la patología del enfermo sin necesidad de grandes incisiones, sino a través de catéteres finos que se introducen por una pequeña punción en la pierna o en el brazo.

Estos catéteres que portan los materiales o las prótesis destinadas a la curación de la enfermedad avanzan por el sistema vascular de los pacientes guiados por técnicas de imagen, llegando al corazón e, incluso, al cerebro. El guiado de estos catéteres por el sistema vascular se realiza a través de imágenes de Rayos X que en los equipos monoplanos tradicionales permiten al cirujano ver la intervención en un solo plano del espacio a la vez.

Ventajas del quirófano híbrido


El Hospital Universitario Quirónsalud Madrid ha estrenado un nuevo quirófano híbrido con angiógrafo biplano que duplica las capacidades de visualización del radiólogo intervencionista o del cirujano ofreciéndole la anatomía de los vasos y la posición del catéter desde dos ángulos a la vez: “Esta visualización mejorada es muy importante en las malformaciones vasculares o aneurismas en las que debemos evitar afectar a estructuras vasculares cercanas y que se aprecian con gran precisión gracias a las visualizaciones frontal y lateral simultáneas que puede ofrecer el angiógrafo biplano", detalla Alfredo Casasco, médico responsable de Neuroradiología intervencionista del Hospital Universitario Quironsalud Madrid.

"Además, es muy útil en la patología pediátrica o de pacientes renales en las que necesitamos la infusión de menores cantidades de líquidos, dado que con una sola inyección de contraste se pueden obtener imágenes radiológicas en dos planos simultáneamente”, añade.

“Los dos arcos que componen el angiógrafo biplano tienen la capacidad de moverse independientemente en cada plano o de forma coordinada lo que ofrece grandes posibilidades de visualización durante las intervenciones”, señala Laura Paul, neuroradióloga intervencionista del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Este equipo está especialmente indicado en el tratamiento mínimamente invasivo de aneurismas, malformaciones cerebrales, tumores muy vascularizados de base de cráneo; también en el abordaje del ictus isquémico, cirugía vascular e, incluso, en cirugía otorrinolaringológica, dermatológica o maxilofacial en las que sea necesaria información radiológica de gran precisión.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.