La patronal demuestra con informes la viabilidad del hospital y rechaza las críticas de la Comunidad Valenciana

La privada defiende la concesión de Torrevieja: "Ahorra gasto y es viable"
Carlos Rus, presidente de ASPE.


11 ene 2022. 10.20H
SE LEE EN 6 minutos
La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha mostrado su rechazo a las últimas afirmaciones de la Conselleria de Sanidad del Gobierno de la Comunidad Valenciana que, según defienden desde la patronal, "pretenden desprestigiar la gestión concesional del Departamento de Salud de Torrevieja hasta el pasado octubre de 2021".

Como señalan en un comunicado, las declaraciones citadas tienen "una intencionalidad únicamente ideológica". Así, recueran que la titular de Salud de esta comunidad autónoma, Ana Barceló, alude a "un modelo de gestión fracasado", una perspectiva -critican- que "ignora las propias auditorías públicas de la Administración valenciana que avalan la viabilidad del Departamento de Salud de Torrevieja hasta la fecha señalada".

En este punto, lamentan que para sostener "una idea de ineficiencia de la concesión" se afirme que las bajas listas de espera quirúrgicas del Hospital de Torrevieja se explican por "el gran volumen de derivaciones realizadas". Una posición que también descartan desde ASPE, la cual se remite a la propia Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana sobre Torrevieja para tumbar dicho planteamiento: “El número de derivaciones (episodios de hospitalización de población protegida del Departamento de Salud Torrevieja en departamentos de salud ajenos) por cada 100.000 habitantes es inferior a la media de la Comunitat Valenciana”. Además (página 39): “El número de hospitalizaciones derivadas con origen en Torrevieja es muy inferior a la media que realizan los departamentos de su mismo grupo e incluso de los hospitales de referencia”.


"Torrevieja es la concesión con menor facturación en contra, y que por tanto más tiene fidelizados a sus pacientes"




Por tanto y, según el Compas (Compensación intercentros y control financiero de las concesiones) de la Conselleria de Sanidad, "Torrevieja es la concesión con menor facturación en contra, y que por tanto más tiene fidelizados a sus pacientes, y menos derivaciones realiza", aseguran.

De otro lado, y en términos económicos, el propio informe establece que el Departamento de Salud de Torrevieja es "el más eficiente de todos los de la Generalitat Valenciana": “La asistencia sanitaria integral de la población protegida del Departamento de Salud de Torrevieja, en los términos recogidos en el contrato, supone un ahorro del gasto corriente público en torno a 45 millones de euros anuales, lo que implica un 30 por ciento de ahorro sobre el gasto medio de hospitales de gestión pública de este tipo”. Y cuantifica ese 30 por ciento en un ahorro para la administración valenciana producido por el Departamento de Salud de Torrevieja en 45.092.381 euros anuales, lo que en 15 años de concesión equivaldría a 676.385.715 euros.

Igualdad de criterios en listas de espera


Frente a la "incorrección" de que en los departamentos de salud gestionados por la Administración pública se cuentan los pacientes en lista de espera desde que el facultativo pide su intervención y en los de gestión concesional no se incluyen hasta que tienen una fecha de operación ya cerrada, ASPE recuerda: "Desde el 1 de enero de 1999, y gracias a la historia clínica electrónica implantada por el grupo hospitalario Ribera Salud, en el Hospital de La Ribera, todos los hospitales en concesión empiezan a contar la demora desde el momento en el que el médico diagnostica la necesidad de una intervención. En el sistema público de gestión directa, en cambio, se diferencia entre lista de espera estructural -los que ya tienen el visto bueno del anestesista-, y la lista pasiva -los que han rechazado la operación por diferentes motivos-".

Rechazo a la no renovación de una concesión sin datos


Esta patronal lamenta que, una vez más, desde un órgano de gobernanza público "se trate de justificar a toda costa la no renovación de una concesión sanitaria pese a su demostrada eficiencia, faltando al principio de transparencia y, en este caso, y de forma sistemática, a los propios informes oficiales y auditorías de la Generalitat valenciana". Y, en este sentido, defiende que "la eficiencia de la colaboración público-privada y del sistema concesional en materia de salud no debe ser deformada con mensajes de privatización a la ciudadanía, que alteran la realidad".


"La eficiencia de la colaboración público-privada no debe ser deformada con mensajes de privatización a la ciudadanía"




“Las medidas de carácter ideológico que no tienen en cuenta los datos ni la satisfacción de los pacientes hacen insostenible cualquier sistema de salud”, afirma el presidente de ASPE, Carlos Rus. “Nos vemos en la obligación de exigir transparencia y veracidad a todos aquellos que, desde la responsabilidad que exige cualquier cargo público y de gestión sanitaria, lanzan acusaciones infundadas frente a la colaboración público-privada regulada en la legislación vigente y común en todos los países de nuestro entorno europeo”, añade.

Caso Hospital de La Ribera de Alzira


Por otro lado, ASPE recuerda un caso precedente en esta misma comunidad autónoma, el del Hospital de La Ribera, en la localidad valenciana de Alzira. "Un año después de la reversión a la gestión pública directa, un informe con datos contrastados y publicados por la propia Conselleria de Salud constata los resultados adversos de esta operación", indica.

Atendiendo a los datos recogidos en el Informe de marzo de 2020 del Cuadro de Mando del Seguimiento del Gasto elaborado por la Generalitat Valenciana, ASPE informa de que el fin de la concesión del Hospital de La Ribera ha generado un sobrecoste de más de 76 millones de euros. "Además se han triplicado las listas de espera y a ello hay que añadir el colapso de las urgencias, la falta de camas en hospitalización y un aumento significativo de la conflictividad laboral, con un incremento del 64 por ciento de absentismo", agrega. Adicionalmente, el gasto en material sanitario y de farmacia se ha incrementado un 39 por ciento, "habiendo facturas que demuestran que hay proveedores que por el mismo producto llegan a duplicar el precio que cobran a la Conselleria frente a lo que cobraban a la concesionaria Ribera Salud", concluye.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.