El Hospital La Luz adquiere una torre laparoscópica de última generación

Esta herramienta permite al médico iluminar homogéneamente la imagen y aumentar el contraste de forma dinámica

Carlos Durán, jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital La Luz, en el quirófano.
El Hospital La Luz adquiere una torre laparoscópica de última generación
lun 30 septiembre 2019. 12.25H
El servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital La Luz de Madrid acaba de incorporar la nueva torre laparoscópica de última generación, IMAGE1 S con tecnología fluorescencia con verde indocianina, mejorando la seguridad y calidad de las intervenciones quirúrgicas.

Este sistema permite al cirujano iluminar homogéneamente la imagen endoscópica (colores brillantes, mejorada percepción de la profundidad), así como aumentar el contraste dinámicamente. Además de disponer de monitores de alta resolución que mejoran la calidad de imagen y la precisión de la intervención, la alteración cromática permite intensificar la diferenciación entre los distintos tipos de tejido.


Esta tecnología tiene aplicaciones tanto en cirugías hepáticas, como digestivas


El verde de indocianina es un colorante de cianina que al inyectarlo en sangre se distribuye por todo el torrente sanguíneo, “el uso de cámaras y ópticas especializadas nos permiten ver toda la distribución vascular de los órganos que tratamos y asegurarnos que los tejidos sanos que dejamos, mantienen buena vascularización y están en óptimas condiciones evitando lesiones por isquemia (falta de vascularización del tejido)”, explica Carlos Durán, jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital La Luz.

Ventajas de la tecnología


Tal y como afirma este especialista, el uso del verde indocianina ofrece múltiples posibilidades para la cirugía hepática, tanto abierta como laparoscópica, “nos facilita la localización de lesiones metastásicas y tumores hepáticos y al finalizar una resección o hepatectomía por tumor, comprobamos la buena vascularización del parénquima hepático residual (el que se deja sano después de resecar). Así mismo detecta las fugas biliares, pues el verde del colorante se elimina por la bilis”.

En cirugía digestiva hay dos procesos donde el uso de la fluorescencia aporta datos que minimizan las complicaciones post quirúrgicas; en el cáncer de esófago y el cáncer de recto. En el Hospital La Luz, el abordaje  combinado del cáncer de esófago por vía laparoscópica y toracoscópica es ya una rutina y se realiza en la práctica totalidad de los casos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.