Covid-19: Quirónsalud velará por la salud de los pilotos de MotoGP

El grupo ha elaborado un exhaustivo plan de contingencia y protocolos ante la aparición de un posible caso de Covid-19

Covid-19: Quirónsalud velará por la salud de los pilotos de MotoGP
lun 13 julio 2020. 14.25H
El próximo fin de semana arranca de nuevo el Mundial de MotoGP tras el parón obligado como consecuencia de la pandemia global causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Como en cada carrera, el Servicio Médico Quirónsalud de MotoGP velará en todo momento por la salud de todos los pilotos de MotoGP, Moto2 y Moto3, y además coordinará todas las acciones adoptadas dentro del circuito para hacer de la competición un evento seguro frente al Covid-19.

“Vamos a ser muy estrictos, hemos decidido retomar la competición porque lo hacemos con los más altos estándares de seguridad. La vigilancia será máxima”, ha explicado Ángel Charte, Medical Director del Servicio Médico Quirónsalud de MotoGP y jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Dexeus-Grupo Quirónsalud.


Plan de contingencia


Para ello, Quirónprevención ha diseñado un exhaustivo plan de contingencia, en el que se incluye tanto la puesta en marcha de medidas higiénicas, organizativas, de distanciamiento social, sanitarias, etcétera, como el desarrollo de diferentes protocolos de respuesta ante la eventual aparición de un posible caso.

El protocolo, que será común para todas las carreras que restan del campeonato, establece que todos los asistentes al circuito deberán realizarse un test de Covid-19 en origen cinco días antes del evento y, desde entonces, deberán guardar un autoaislamiento para evitar el contacto con otras personas que pudieran estar infectadas.

Asimismo, tanto el día de la carrera como en las jornadas previas se realizarán test aleatorios dentro del circuito, y cada mañana todo el personal se someterá a un control de temperatura, además de estar obligados a comunicar cualquier sintomatología asociada que pueda alertar de una posible infección.

De igual modo, dentro de las instalaciones de cada circuito todos los trabajadores permanecerán aislados por grupos, incluidos los pilotos de un mismo equipo, que tendrán cada uno un equipo predefinido de mecánicos y asistentes que no podrá mezclarse con el resto.

Se deberá mantener en todo momento una distancia interpersonal de dos metros y, en caso de que no sea posible, será obligatorio el uso de mascarillas FPP2, al tiempo que se reforzarán las medidas de higiene personal y se hará énfasis en que el lavado de manos es la principal medida de prevención y control de la infección.

El equipo del Servicio Médico Quirónsalud de MotoGP realizará revisiones médicas diarias a todos los miembros del paddock para detectar posibles síntomas y cualquier persona sospechosa de estar infectada será aislada de forma preventiva dentro del centro médico del circuito, de cara a realizarle un examen médico más detallado y valorar si es necesario su traslado al hospital de referencia.

Además, se hará un seguimiento de todos los datos de cada trabajador mediante la App MotoGP Med, una versión de la app MiSalud de Quirónprevención específicamente diseñada para el campeonato, que servirá tanto de tarjeta de acceso al circuito mediante un código QR como para estar en contacto permanente con el Servicio Médico Quirónsalud, tener acceso a los resultados de todas las pruebas que se le realicen y comunicar cualquier síntoma que pudiera resultar sospechoso.

“Tenemos un compromiso con la salud de todos los trabajadores y visitantes del Campeonato de MotoGP, por eso hemos diseñado un riguroso plan para reducir al máximo el riesgo de contagio en el circuito”, ha expresado Fernando Camino, director general de Quirónprevención.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.