Coronavirus | "Demorar las consultas empeora la evolución del paciente"

Vithas advierte de una reducción de las consultas por el miedo de los pacientes al contagio por Covid-19

David Baulenas, director corporativo asistencial y de investigación de Vithas.
Coronavirus | "Demorar las consultas empeora la evolución del paciente"
mar 19 mayo 2020. 12.35H
El estado de alarma ha provocado que pacientes con patologías distintas al Covid-19 hayan decidido no acudir al médico por temor al contagio. Según los datos observados en la red de hospitales Vithas indican que la atención a pacientes con angioplastias en caso de infarto agudo ha disminuido un 40 por ciento.

Lo mismo ha sucedido con los ictus, ya que el número de pacientes que han acudido al especialista por este motivo se ha reducido un 30 por ciento.

David Baulenas, director corporativo asistencial y de investigación de Vithas, advierte de que “estamos atendiendo estas patologías más tarde de lo que lo hacemos habitualmente porque el paciente espera en casa hasta que no puede más. Sin embargo, existen toda una serie de motivos de consulta en urgencias que no deberíamos demorar por su potencial riesgo. El confinamiento, los mensajes de no salir de casa y el miedo a acudir a los hospitales nos puede pasar factura si no alertamos de esta situación”.

A nivel mundial, estudios recientes advierten del efecto adverso que las medidas de confinamiento y el miedo a la infección en centros sanitarios pueden tener sobre la población infantil, ya que pueden llegar a incrementar su mortalidad.


La atención temprana


El retraso en acudir al especialista o urgencias durante la pandemia puede suponer un serio empeoramiento de la salud de pacientes con patologías. “Demorar estas consultas empeora su evolución y pronóstico. Los pacientes pueden acudir con seguridad a nuestros hospitales, porque contamos con las mayores garantías de calidad y seguridad, con circuitos diferenciados para pacientes con Covid-19 en beneficio de la seguridad de todos”, ha explicado Baulenas.

En este sentido, el miedo a contagiarse de Covid-19 es uno de los factores que provoca que los pacientes retrasen su visita al médico, y los que finalmente deciden acudir a urgencias “en muchos casos acuden en estadios más avanzados de afectación miocárdica”, constata el director asistencial corporativo de Vithas, que insiste en la disminución de la mortalidad y complicaciones de esta patología si se acude a urgencias a tiempo.


Diferentes patologías


Por otra parte, la diabetes es una de las patologías que mayor repercusión están teniendo sobre todo en pacientes de debut que, ante síntomas inespecíficos y desconocidos, deciden esperar en casa a pesar de poder padecer cifras extremas de glucemia sin saberlo. “Para estos pacientes que desconocen la enfermedad y las nefastas consecuencias de no seguir un tratamiento adecuado, la demora diagnóstica puede tener consecuencias muy graves”, apunta el doctor Baulenas.

Además, las personas de edad avanzada padecen en mayor medida descompensaciones de enfermedades crónicas. Es el caso de la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad pulmonar crónica o la insuficiencia cardiaca. En todos estos casos, una atención precoz de las descompensaciones también evita ingresos y complicaciones posteriores.

Otras situaciones que requieren de una valoración urgente son los dolores abdominales, entre las que se encuentran apendicitis, colecistitis, pancreatitis o las uropatías obstructivas que, de no ser atendidas precozmente, pueden tener desenlaces fatales. “En todos estos casos, acudir a urgencias o al especialista es fundamental para evitar complicaciones mayores”, explica David Baulenas.

A nivel oftalmológico, la visión es otro de los aspectos que también ha visto disminuida la atención en urgencias. Una atención temprana puede evitar complicaciones que en el peor de los casos puede suponer la pérdida de la visión.

Un capítulo especial es el de la atención oncológica. La revista científica The Lancet publicó el 30 de abril los resultados  de un estudio realizado en Holanda en el que se observó un descenso del diagnóstico de cáncer no piel del 60 por ciento y del cáncer de piel del 25 por ciento “en esta situación nos parece especialmente relevante la necesidad de ofrecer la máxima seguridad para persuadir a nuestros pacientes de que no demoren sus consultas en caso de necesidad”, advierte Baulenas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.