Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Especialidades > Pediatría

Reino Unido, piedra de toque para incluir la meningitis B en el calendario

Los pediatras españoles destacan los buenos resultados de la vacuna en el sistema sanitario británico

Francisco Álvarez, del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.
Reino Unido, piedra de toque para incluir la meningitis B en el calendario
Martes, 25 de octubre de 2016, a las 09:50
El Ministerio de Sanidad no financiará la vacuna de la meningitis B para lactantes, niños y adultos hasta conocer los datos completos de coste-eficiencia de la experiencia del servicio nacional de salud británico (NHS), que inició el seguimiento en 2015 con muy buenos resultados para la primera dosis del remedio al año de haberla suministrado, según ha contado a Redacción Médica Francisco Álvarez, del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Las autoridades británicas han publicado ese material preliminar, pero carecen todavía de la parte más relevante, que es la que se corresponde con la segunda dosis, según ha precisado el especialista.

“En los últimos cuatro años, Reino Unido ha registrado una media de 74 casos de meningitis B anuales y, desde que comenzó a vacunar a los niños, ha bajado a 37, así que son resultados prometedores pero parciales, pues faltan los datos de la dosis de recuerdo, que es la más importante”, ha razonado.

El Gobierno español, por su parte, restringió el uso de la vacuna a los hospitales desde que se comercializó en Europa en enero de 2013. A partir de octubre del año pasado, el Ministerio decidió que se dispensara en las farmacias con receta médica y a coste pagado por el ciudadano.

Sin embargo, cundió desde entonces cierta alarma entre los padres de bebés por hacerse con la vacuna ante las señales de desabastecimiento que dio el laboratorio encargado de su venta y distribución. De hecho, todavía hoy quedan listas de espera en las farmacias que van llamando a los clientes que la solicitaron.

“La recomendamos para niños y adolescentes porque es la única forma de prevenir una enfermedad muy grave potencialmente mortal pero, al mismo tiempo, transmitimos calma a los padres porque es muy poco frecuente y, en todo caso, las farmacias van solucionando el problema de suministro”, ha declarado Álvarez.

Por el momento, Sanidad solo garantiza la vacuna a población específica de riesgo como personal de laboratorio en contacto con el agente patógeno, pacientes con falta de bazo órganica o funcional o individuos con episodios previos de enfermedad meningocócica.

“La vacuna de meningitis B está incluida en la asistencia vacunal para personas con mayor riesgo de sufrir enfermedad meningocócica invasora; en caso de agrupaciones de casos (brotes) u otras situaciones en las que las autoridades sanitarias lo consideren necesario”, han ratificado a Redacción Médica fuentes del departamento que encabeza Fátima Báñez.

“Desde la AEP esperamos que suceda lo mismo que, en su momento, pasó con las vacunas de la varicela y el neumococo, es decir, que se terminen introduciendo en el calendario”, ha reconocido Álvarez.

424,6 euros para los primerizos

Las farmacias españolas, en este momento, abastecen la demanda de la vacuna de la meningitis B con periodos de espera cada vez más cortos. Eso sí: como no está cubierta por el Sistema Nacional de Salud (SNS), sale bastante cara.

Así, para unos padres primerizos que deseen inmunizar a su recién nacido cuando cumpla dos meses de edad, el desembolso total será de 424,6 euros a razón de 106,15 euros por cada una de las cuatro dosis requeridas. Si no se vacuna antes de esos dos primeros meses de vida, las dosis necesarias pasan a ser solo tres.

Por otra parte, los intervalos entre las dosis son de duración variable pero estricta (por ejemplo, la segunda dosis a un bebé de seis meses se debe poner al cabo de 60 días) por lo que no es nada recomendable comprar todas las vacunas necesarias al mismo tiempo, ya que deben conservarse a una temperatura constante y determinada y caducan al cabo de unos pocos meses, conforme ha razonado el pediatra a este periódico.

La vacuna para la meningitis B no está incluida en el calendario vacunal nacional. Fuente: Ministerio de Sanidad.