Pediatría lanza medidas de prevención en viajes tropicales con niños

La AEP señala que se debe seguir el calendario vacunal infantil y prestar atención a las vacunas no sistemáticas

Pediatría lanza medidas de prevención en viajes tropicales con niños
lun 29 julio 2019. 13.25H
Viajar a países tropicales con menores de un año puede suponer graves riesgos para su salud, por lo que se debe seguir el calendario vacunal infantil y acudir al pediatra para recibir consejos sobre los Centros de Vacunación Internacional, según han destacado desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) con el objetivo de concienciar a los padres sobre la planificación de estos viajes y las medidas de prevención ante posibles enfermedades.

Así, los expertos han puesto del relieve que el menor debe tener puestas todas las vacunas correspondientes a su edad y además deberá prestar atención a las vacunas no sistemáticas que dependen del país de destino.

Los insectos son los responsables de múltiples enfermedades infecciosas como la malaria, el dengue o la fiebre amarilla, por ello, es "fundamental" disponer de un botiquín que incluya un termómetro, antiséptico para la curación de heridas, tiritas, gasas, esparadrapo, suero fisiológico para la limpieza de los ojos y la nariz, medicamentos analgésicos para tratar la fiebre y el dolor, protector solar, repelente de insectos y solución de rehidratación oral.

Otra medida frente a la prevención de las picaduras es utilizar camisetas de manga larga, pantalón largo, prendas de algodón, colores claros, calcetines y zapatos cerrados. Asimismo, es aconsejable dormir con una mosquitera. En algunos casos incluso se recomienda tomar determinados medicamentos antes del viaje y continuar con el tratamiento hasta la vuelta, como ocurre en el caso del paludismo, una enfermedad grave contagiada por el mosquito Anopheles.

Correcta protección solar 


Además, es "importante" utilizar una correcta protección solar. Por ello, los expertos han recomendado evitar estar al sol durante las horas de más calor, utilizar protectores solares con un factor mínimo de 30 y usar sombrillas, gorros y gafas. En el caso de los bebés se debe utilizar un protector de pantalla total con filtros físicos.

Por otra parte, el agua supone una de las principales vías de contagio de enfermedades en países tropicales, por lo que siempre se debe consumir agua embotellada o hervida y evitar el hielo en las bebidas. Respecto a la alimentación, es importante pelar uno mismo la fruta y no es recomendable la ingesta de pescado o carne cruda y derivados lácteos no pasteurizados.

Por último, es "fundamental" llevar a cabo una planificación exhaustiva del viaje para disponer del tiempo suficiente para ponerse las vacunas necesarias y conocer los riesgos y condiciones del país de destino. Del mismo modo, se debe acudir al pediatra antes de comenzar a planificar el viaje y observar al menor a la vuelta.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.