"El SNS debe ser eficiente sin necesidad de más infraestructuras"

El XI Encuentro de Parlamentari@s de la Sanidad delibera sobre la implementación la telemedicina y sus consecuencias

Eduardo Raboso, Enrique Veloso, Julio Torrado y Mario Mingo.
"El SNS debe ser eficiente sin necesidad de más infraestructuras"
La pandemia del Covid-19 ha hecho que se revisen las debilidades del Sistema Nacional de Salud (SNS) ante una crisis sanitaria y ha acelerado la implementación de nuevas tecnologías para posibilitar la continuidad de una asistencia sanitaria adecuada. El XI Encuentro Global Parlamentari@s de la Sanidad, organizado por Redacción Médica en colaboración con Abbot, Aproafa, Boehringer Ingelheim, Chiesi, Gilead y Sanofi, ha tratado esta y otras cuestiones relacionadas en una mesa de debate titulada ‘Telemedicina, teleasistencia y otros retos en E-Health e innovación digital. Compatibilidad de los avances tecnológicos con la población mayor. La estrategia para la cronicidad, ¿puede aprovechar mejor sus recursos?’.

Esta mesa ha sido moderada por Mario Mingo Zapatero, expresidente (PP) de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, y en ella han participado Eduardo Raboso García-Baquero, Portavoz del PP en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid; Julio Torrado Quintela, vocal del PSOE en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Galicia; y Enrique Veloso Lozano, portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid.


Mario Mingo Zapatero, expresidente (PP) de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha introducido este debate reflexionando acerca de la pandemia del Covid-19 y la respuesta del Sistema Nacional de Salud (SNS), que ha hecho “de la necesidad una virtud” y ha acelerado el proceso de digitalización. Prueba de ello es que “nunca ha habido tal incorporación de recursos económicos por parte de las comunidades autónomas” en esta materia, y prueba de ello es que todos los proyectos de Presupuestos para el año 2021 incluyen aumentos en la dotación en esta línea.

“Ya hay encima de la mesa de las gerencias diferentes proyectos innovadores que requieren de un apoyo económico de los fondos económicos europeos y flexibilización de los contratos administrativos”, ha recalcado, al tiempo que, a su juicio, la innovación, evaluación y financiación para la sanidad a nivel tecnológico requiere “una intensa colaboración público-privada”.

La telemedicina y la salud digital: tema central de debate.

La digitalización “supone un gran reto al SNS”, confirma, pues implica “un cambio de mentalidad” que, a su vez, “nos debe conducir a una mayor humanización, eficaz gestión y un progreso en nuestra salud”.

Por su parte, Eduardo Raboso García-Baquero, Portavoz del PP en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, coincide en que la crisis sanitaria ha cambiado la relación médico-paciente, basada en la presencialidad, debido a las medidas de distanciamiento social, que ha modificado la forma tradicional de pasar consulta. “Antes este planteamiento hubiera suscitado el rechazo generalizado, pero se ha visto como una alternativa viable y no debe producirse una involución” llegados al actual nivel de desarrollo de procesos como la teleconsulta. “La digitalización tendrá efectos tremendamente positivos y ayudará a dar visibilidad al sistema”, ha valorado.

Uno de los grandes desafíos a la hora de una adecuada integración de la tecnología es abordar a aquellas personas, como los mayores, que no tienen acceso digital. Además, Raboso ha puesto el énfasis en que “la manera de potenciar el sistema es una cuestión de crecimiento”. “En Madrid, la nómina del Sermas es de 90.000 personas, de modo que una de cada 80 personas trabaja para el sistema público de salud”. “Es una cantidad colosal y no es el camino”, pues, entiende, que la telemedicina, la teleasistencia y otras herramientas tecnológicas deben orientarse “a ser más eficientes, sin que sea necesario aumentar las infraestructuras del sistema y contratar más personal”.

Por eso, aboga por la eficiencia de los recursos e insiste: “No podemos permitir que esta experiencia se pierda bajo ningún concepto” y pide constituir un comité en el seno de sistema de salud “para evaluar la experiencia adquirida y mantenerla una vez pasemos la pandemia”.

Imagen de uno de los momentos de la mesa 'Telemedicina, teleasistencia y otros retos en E-Health e innovación digital'.


Julio Torrado Quintela, vocal del PSOE en la Comisión de Sanidad del Parlamento de Galicia, coincide en que la pandemia “ha obligado al sistema a apostar por estas tecnologías” y, a su vez, ha advertido que “la tecnología es un instrumento, no un fin en sí mismo”. “En ocasiones, hay una excesiva admiración por la tecnología. Desde la Administración se ve como algo muy relevante a nivel de inversión”, apunta.

También entiende prioritaria la colaboración público-privada a través de una fórmula de gestión compartida y también ha insistido en que debe prevalecer el factor humano en la atención sanitaria, más allá del creciente uso de alta tecnología y recursos digitales. Además, la tecnología debe hacer más eficiente la consulta médica para que el médico pueda dedicar más tiempo a cada paciente, y no utilizarse para “sobrecargar” aún más a los profesionales.

“El valor está en que los recursos humanos sepan usar estas herramientas” y defiende que “quedan bien los hospitales con muchas máquinas, pero quedan mejor los hospitales con muchos médicos”. “Los instrumentos son útiles, pero depende de si podemos usarlos o no”, ha insistido.


El Covid, un "revulsivo" para el SNS


Mientras, Enrique Veloso Lozano, portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, ha subrayado que “el Covid ha marcado un antes y un después”. “Ha sido un revulsivo el un impulso en el proceso de la asistencia sanitaria. Ha hecho tambalear y que se revise el sistema de salud”, sostiene, y asegura que la crisis sanitaria va a ayudar a concentrar más recursos para avanzar en la implementación de la tecnología sanitaria.

“Además, se ha replanteado la relación médico-paciente y la relación médico-médico”, pues ha permitido una mayor comunicación entre los diferentes niveles asistenciales. Además, Veloso lanza una premonición: “Vamos a asistir cada vez más a la creación de hospitales virtuales, sin camas”, como ya existen en países como Estados Unidos.

La implementación tecnológica, a su modo de entender, va a fomentar la proliferación y demanda de nuevos perfiles profesionales, como el farmacéutico especializado en medicina de impresión o el cirujano especializado en impresiones 3D. “Hay un abanico de posibilidades en el proceso de transformación de la sanidad que estamos viviendo”.

Por último, ha recalcado que le gran reto de la tecnología y la telemedicina es “mantener la continuidad de la asistencia sanitaria” y, además, indica que, en otro orden de cosas, le cuesta creer “que tengamos un sistema que sea cien por cien interoperable a nivel de información”. “Es uno de los grandes desafíos para hacer una realidad la sanidad digital”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.