El Parlamento europeo debate sobre las conclusiones del estudio de la Comisión Especial de la Lucha contra el Cáncer

El vino, último escollo a la unidad europea en la lucha contra el cáncer


15 feb 2022. 13.40H
SE LEE EN 3 minutos
El mensaje de los grupos del Parlamento europeo es prácticamente unánime: hay que redoblar los esfuerzos contra el cáncer, una enfermedad que no solo constituye la segunda mayor causa de muerte en el territorio sino que ha hecho aflorar las notables desigualdades entre Estados miembros a nivel terapéutico. Por ello, Estrasburgo aprobará presumiblemente en las próximas horas el informe elaborado por la Comisión Especial de la Lucha contra el Cáncer (BECA), un documento aplaudido por la mayor parte de la Eurocámara pese a que el consenso no es total, pues existen todavía puntos de fricción entre los partidos. Y uno de los más importantes afecta al vino español.

Algunos grupos han exteriorizado en la sesión que se celebra este martes en la Eurocámara su malestar ante algunas conclusiones del estudio de la BECA, especialmente la referida a la necesidad de que impulsar un nuevo etiquetado en las botellas de alcohol para que se informe del vínculo entre el cáncer y el consumo de este tipo de bebidas. El estudio no se refiere de forma explícita al vino, pero ha puesto sobre alerta al sector vitivinícola de los países mediterráneos.

En este sentido, el Grupo Popular Europeo (GPP) ha exteriorizado su intención de modificar a través de enmiendas esta parte del documento. “Se debe hacer una diferencia entre el consumo abusivo y moderado del vino, que es parte de nuestro patrimonio cultural. Defendemos una distinción clara”, ha manifestado ante el Parlamento europeo la mandataria española Dolors Montserrat. También el grupo socialista, a través del eurodiputado Nicolás González, se ha abierto a la posibilidad de llegar a un acuerdo “en algunas partes del informe” referidas a la prevención, aunque ha incidido en que “el mejor cáncer es aquel que no se tiene”.

En cualquier caso, ambos mandatarios han exteriorizado su “orgullo” ante un estudio que, han destacado, pone sobre la mesa avances como el del derecho al olvido o la necesidad de avanzar hacia una Unión Europea más “igualitaria” en materia de Salud. “En este informe late la Justicia social. Cuando el cáncer entra por la puerta, una familia no puede ser estar en condiciones de desigualdad frente a otras que tienen más”, ha apuntado González.

Plan de Europa contra el cáncer


En la misma línea, la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, ha destacado el “papel fundamental” del Parlamento europeo y la BECA en la lucha contra el cáncer. “Para muchos de nosotros este plan es una prioridad, y aplicarlo tendrá sin duda connotaciones personales, porque a todos nos ha afectado esta enfermedad de una manera u otra”.

Kyriakides ha puesto en valor los efectos que puede tener el informe de la BECA, que recoge nuevas medidas para la prevención del cáncer (con especial atención en el tabaco y el alcohol), el derecho al olvido de los supervivientes de la enfermedad (de forma que el hecho de haberla padecido no constituya un problema para el acceso a servicios como préstamos o seguros), la actualización del código europeo contra el cáncer y planes enfocados a mejorar la seguridad en materia laboral. 

Asimismo, el informe ahonda en la posibilidad de ‘derribar’ sus fronteras internas para afinar la estrategia contra el cáncer, de forma que se establezca una red internacional que conecte los centros oncológicos de referencia de los Estados miembros.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.