25 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Parlamentarios

Aceite de colza: ¿se debe estudiar su efecto en las facultades de Medicina?

La plataforma de las víctimas denuncia que muchos médicos no conocen los síntomas del Síndrome del Aceite Tóxico

Carmen Cortés, coordinadora de la Plataforma de las víctimas afectadas por el Síndrome del Aceite Tóxico (SAT).
Aceite de colza: ¿se debe estudiar su efecto en las facultades de Medicina?
I. P. Nova
Miércoles, 16 de mayo de 2018, a las 18:10
Carmen Cortés, coordinadora de la Plataforma de las víctimas afectadas por el Síndrome del Aceite Tóxico (SAT), ha comparecido en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para explicar la situación de las víctimas afectadas por el Síndrome del Aceite Tóxico y las dificultades que poseen.

En referencia al paso del tiempo y al sentimiento de "abandono" por parte de los afectados, la portavoz ha explicado que muchos facultativos "desconocen" la enfermedad y los derechos de quienes la padecen. Algo que, en su propia experiencia, "ocasiona" grandes problemas, no sólo en el tratamiento sino también a la hora de recetar "los medicamentos que deben tomar". "No se nos estudia en las facultades de Medicina", ha denunciado Cortés apoyada por las voces socialistas de la Comisión de Sanidad del Congreso.

El Ministerio de Sanidad ha actuado con "total irresponsabilidad"




Recordando que el envenenamiento por aceite de colza es la primera enfermedad rara de España, los pacientes aseguran que el Ministerio de Sanidad, al que han acusado de tratarles con "total responsabilidad", "han tenido la oportunidad perfecta para crear un Centro de Referencia, que han desaprovechado". "Maravillas Izquierdo es una experta en el tema que nos ha recibido una vez y no más", han recriminado los pacientes dando los nombres y apellidos de la subdirectora General de Cartera Básica de servicios del SNS.

No hay historial clínico desde 2008

"No se está documentado la enfermedad de forma científica", ha criticado Carmen Cortes añadiendo que, 37 años después de que se trataran las ayudas para los pacientes con SAT "las necesidades han crecido y son diferentes" llegando, incluso, a estar mal evaluados en el grado de discapacidad.

Los pacientes han afirmado también que no se han recogido datos de sus dolencias desde 2008. "No hay un documento clínico, nos remiten un papel anualmente por correo postal que rellenamos con nuestros síntomas", ha concluido añadiendo que la evolución de estos enfermos está llegando a derivar, incluso, en "hipertensión pulmonar"