20 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 12:40
Política Sanitaria > Otras profesiones

"El psicólogo general sanitario no entra en la macro OPE de Sanidad"

Cristina Larroy, directora de la Clínica Universitaria de Psicología, explica el paso a la práctica clínica

Cristina Larroy, directora de la Clínica Universitaria de la Complutense.
"El psicólogo general sanitario no entra en la macro OPE de Sanidad"
Laura Díez
Sábado, 08 de julio de 2017, a las 15:10
El paso de la formación académica en Psicología al ejercicio de la práctica clínica, a enfrentarse a los pacientes con muchos más conocimientos que experiencia supone para muchos profesionales un cúmulo de miedos, sobre todo al principio. Para eso trabajan en la Clínica Universitaria de Psicología de la Universidad Complutense que dirige Cristina Larroy, quien ha moderado una mesa redonda en el III Congreso Nacional de Psicología organizado por el Consejo General de la Psicología de España. 

Bajo el título de "Psicología clínica y sanitaria: de la docencia a la práctica profesional", Larroy ha explicado cómo se articula el máster que se imparte en la Clínica, que ofrece la titulación de máster en Psicología General Sanitaria. Los alumnnos hacen una rotación durante 5 semanas en las que van adquiriendo progresivamente mayor contacto con el paciente, y siempre bajo la supervisión de los psicólogos contratados. 

"Ahora mismo ha 8 becarios residentes, psicólogos, que ya son sanitarios y pueden ejercer. Pasan por un proceso de formación especial que de alguna manera le supone un añadido a cualquier psicólogo sanitario. Trabajan viendo casos, reciben formación extra, cursos en áreas muy variadas como terapia sistémica, dialectico comportamental, de marketing digital, etc.", comenta Larroy en conversación con Redacción Médica

Larroy ha presentado un proyecto pionero de atención psicológica telefónica inmediata para estudiantes



Los alumnos llegan al máster habiendo tenido previamente 120 horas de práctica clínica, normalmente tras haber hecho la especialidad de Psicología Clínica en el grado y han recibido también formación práctica de tipo más clínico. Es decir, no se enfrentan de nuevas a los casos. "El proceso queremos que sea bastante gradual, en esas cinco semanas van tomando responsabilidad, no con pacientes individuales pero sí con los que tienen miedo a los exámenes, a hablar en público, problemas de regulación emocional, dificultades para relajarse, etc. Como tienen una supervisión directa siempre, los miedos que tengan a si lo harán bien o no o si detectarán los problemas, van disipándose", asegura Larroy. 

Sin opciones para el SNS

Preguntada por la situación de los psicólogos clínicos actualmente en España, la directora de la Clínica universitaria quiere diferenciar entre el psicólogo clínico, que es el especialista en psicología clínica que ha hecho el PIR, y que luego tiene apenas 170 plazas para trabajar en el Sistema Nacional de Salud, y el psicólogo general sanitario, que se centran más en las patologías más típicas de centros privados. "Pueden ver casos de ansiedades, depresiones, etc. Seguramente no podrán tratar casos de psicosis graves porque los centros privados no están preparados ni muchos de ellos ni la formación específica y son trastornos no tan prevalentes en la población. Estos psicólogos generales sanitarios por ahora no entran en la macro oferta del Ministerio, aunque la lucha sería que entraran", defiende Larroy. 

La mesa redonda que ha dirigido en el Congreso de Oviedo ha intentado dar una visión de aquello en lo que se puede formar al profesional, tratando aspectos deontológicos y éticos "que muchas veces se olvidan y que tienen que formar parte de la formación de estos psicólogos, que al final van a tratar con un material muy sensible que son las personas, y personas además en situación de vulnerabilidad", expone la psicóloga a este diario. 

Atención telefónica

Larroy también ha aprovechado la cita nacional para presentar un proyecto pionero que acaba de poner en marcha la Universidad Complutense: se trata de un servicio de atención psicológica telemática inmediata para estudiantes de la Universidad, que ofrece atención las 24 horas del fin de semana y 18 horas de lunes a jueves. 

"Contamos con 22 personas atendiendo teléfonos y contestando el correo por turnos de mañana, tarde y noche, y es algo que entendemos que puede ser muy útil porque la población estudiantil universitaria es de alto riesgo en cuanto a problemas de bienestar mental y psicológico. Tenemos una función de prevención primaria y secundaria, no dejar que los problemas psicológicos se cronifiquen y se estabilicen, se deben tratar en el momento en que son problemas y no trastornos. Esta iniciativa puede dar solución a muchísimos problemas", sentencia Larroy.