18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 20:50
Especialidades > Oncología Médica

Hasta un cuarto de los pacientes con cáncer consume marihuana

Su legalización aumenta la probabilidad de uso entre pacientes

Hasta un cuarto de los pacientes con cáncer consume marihuana
Redacción
Lunes, 25 de septiembre de 2017, a las 14:20
Un nuevo estudio realizado en Estados Unidos, en un centro de cáncer en un estado con marihuana medicinal y recreacional legalizada, encontró que aproximadamente un cuarto de los pacientes encuestados consumió marihuana en el último año, principalmente por síntomas físicos y psicológicos. Publicado en la edición digital temprana de Cancer, revista de la Sociedad Americana contra el Cáncer, el análisis reveló que la legalización también aumentaba la probabilidad de uso entre los pacientes.

Ocho estados y el distrito de Columbia han legalizado la marihuana recreativa, y más de la mitad de los estados de Estados Unidos han aprobado leyes que permiten la marihuana medicinal de alguna forma. A medida que la disponibilidad y aceptación del uso de marihuana continúe aumentando, muchos pacientes con cáncer tendrán un mayor acceso a la marihuana durante su tratamiento contra el cáncer.

Se dice que la marihuana puede aliviar los síntomas relacionados con el tratamiento del cáncer, pero los patrones de uso entre los pacientes con cáncer no se conocen bien. Para investigar, Steven Pergam, del Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson, en Estados Unidos, y colegas entrevistaron a 926 pacientes en el Seattle Cancer Center Alliance.

El equipo encontró que la mayoría de los pacientes tenían un gran interés en aprender sobre la marihuana durante el tratamiento y el 74 por ciento quería información de los proveedores de cuidado del cáncer. El 66 por ciento había consumido marihuana en el pasado, el 24 por ciento la consumió en el último año y el 21 por ciento la usó en el último mes.

Mitigar el dolor o las náuseas

La mayoría de los consumidores actuales fumaban o consumían marihuana principalmente por síntomas físicos (como dolor y náuseas) o por razones psicológicas (como hacer frente al estrés, la depresión y el insomnio). El análisis aleatorio de muestras de orina de pacientes mostró que el 14 por ciento tenía pruebas de consumo reciente de cannabis, similar al 18 por ciento de los usuarios que informaron de haber consumido la semana pasada.

Aunque casi todos los encuestados querían más información directamente de sus médicos, la mayoría dijo que tenían más probabilidades de obtener información de fuentes externas al sistema de salud. "Los pacientes de cáncer desean, pero no reciben, información de sus médicos sobre el consumo de marihuana durante su tratamiento, por lo que muchos de ellos están buscando información de fuentes no científicas alternativas", apunta Pergam.

Este experto hizo hincapié en que la marihuana puede ser peligrosa para algunos pacientes con cáncer o provocar efectos secundarios no deseados. "Esperamos que este estudio ayude a abrir más estudios para evaluar los riesgos y beneficios de la marihuana en esta población, porque si no educamos a nuestros pacientes sobre la marihuana, seguirán recibiendo su información en otra parte", propone.