Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Especialidades > Oncología Médica

El DIU, una inesperada barrera frente al cáncer de cuello uterino

Si se confirma el hallazgo, puede ser una vía de prevención en países de bajos recursos

El DIU, una inesperada barrera frente al cáncer de cuello uterino
Redacción
Miércoles, 08 de noviembre de 2017, a las 11:05
Considerado como un método anticonceptivo seguro y altamente efectivo, el dispositivo intrauterino (DIU) también pueden ofrecer protección contra el tercer cáncer más común entre las mujeres en todo el mundo. Un nuevo estudio de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California (USC), en Los Ángeles, California, Estados Unidos, ha encontrado que el uso del DIU se asocia con una disminución dramática en la incidencia de cáncer de cuello uterino.

La revisión sistemática, publicada este martes en Obstetrics & Gynecology, es la primera en combinar datos de múltiples estudios sobre DIU y cáncer de cuello uterino. El análisis incluyó datos de 16 estudios observacionales de alta calidad en los que participaron más de 12.000 mujeres de todo el mundo. Los resultados mostraron que en las mujeres que usaron un DIU, la incidencia de cáncer de cuello uterino fue un tercio menor.

"El patrón que encontramos fue deslumbrante. No fue para nada delicado -afirma la autora principal del estudio, Victoria Cortessis, profesora asociada de Medicina Preventiva Clínica en la Escuela Keck-. La posibilidad de que una mujer pueda experimentar algo de ayuda en el control del cáncer al mismo tiempo que toma decisiones sobre la anticoncepción podría ser muy, muy impactante".


En países donde la vacuna contra el VPH o el exudado cervical son escasos, el DIU puede ofrecer una nueva oportunidad de prevención


El número de mujeres diagnosticadas con cáncer de cuello uterino está en constante aumento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 528.000 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de cuello uterino en todo el mundo en 2012, y 266.000 mujeres murieron a causa de la enfermedad. Para 2035, la OMS proyecta que esos números subirán a más de 756.000 y 416.000, respectivamente.

Para las mujeres de los países en desarrollo, donde los recursos para prevenir el cáncer cérvico-uterino como la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) o el exudado cervical regular son escasos, y donde las poblaciones aumentan rápidamente, un anticonceptivo que ofrezca protección contra el cáncer cervical podría tener un profundo efecto, considera Cortessis.

"Un número asombroso de mujeres en el mundo en desarrollo está a punto de ingresar en el rango de edad en el que el riesgo de cáncer de cuello uterino es el más alto: entre los 30 y los 60. Incluso, si la tasa de cáncer de cuello uterino permanece estable, la cantidad real de las mujeres con cáncer de cuello uterino está a punto de estallar -advierte Cortessis-. Los DIU podrían ser una herramienta para combatir esta inminente epidemia".

¿Deberían los ginecólogos comenzar a recomendar los DIU para la protección contra el cáncer de cuello uterino? Aún no del todo, pero podría estar esta medida en el horizonte. Entender el mecanismo de acción detrás del efecto protector de los DIU es el próximo paso lógico, dice Cortessis.

Algunos científicos especulan que la colocación de un DIU estimula una respuesta inmune en el cuello uterino, lo que le da al cuerpo la oportunidad de combatir una infección por VPH existente que algún día podría provocar cáncer de cuello uterino. Otra posibilidad es que cuando se extraiga un DIU, algunas células del cuello uterino que contengan infección por VPH o cambios precancerosos se puedan raspar.

"Si podemos demostrar que el cuerpo monta una respuesta inmune al colocar un DIU, por ejemplo, entonces podríamos comenzar a investigar si un DIU puede eliminar una infección persistente por VPH en un ensayo clínico", explica la oncóloga ginecológica y coautora del estudio Laila Muderspach, presidenta de Obstetricia y Ginecología de la Escuela Keck. "Los resultados de nuestro estudio son muy emocionantes. Existe un potencial tremendo", concluye.