23 de noviembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 20:50
Especialidades > Neurología

Una investigación logra que ratones con esclerosis múltiple vuelvan a andar

Según anuncian varios científicos en 'Developmental Cell'

Richard Lu, del Centro de Tumores Cerebrales en el Hospital de Niños de Cincinnati.
Una investigación logra que ratones con esclerosis múltiple vuelvan a andar
Redacción
Martes, 28 de marzo de 2017, a las 16:40
Una molécula pequeña de ácido ribonucleico o micro-ARN, sintetizada en el laboratorio, ha conseguido lo que parecía imposible: revitalizar nervios que habían quedado devastados en un animal aquejado de esclerosis múltiple.

En concreto, científicos del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati (Estados Unidos) han conseguido volver a aislar nervios destruidos en modelos de ratón de esclerosis múltiple (EM) y restaurar la movilidad de sus miembros tratando a los animales con un pequeño ARN no codificante llamado micro-ARN.

En un estudio publicado este lunes en Developmental Cell, los autores han informado de que el tratamiento con el micro-ARN, llamado miR-219, reinicia la producción de la mielina, sustancia que contienen los nervios del sistema nervioso central (SNS) y que resultan esenciales para transmitir la señal eléctrica.

Los científicos administraron miR-219 en las columnas espinales y el líquido cefalorraquídeo de los ratones con recubrimientos nerviosos dañados por una sustancia química llamada lisolecitina, o bien por encefalomielitis autoinmune inducida en los animales.

El tratamiento con miR-219 revitalizó la función de las células dañadas llamadas oligodendrocitos que producen mielina, lo que permitió a la sustancia reformar y volver a aislar los nervios.

“Mostramos que miR-219 se dirige a múltiples procesos que inhiben la formación de mielina después de una lesión nerviosa por el proceso de la enfermedad, y que el tratamiento con este micro-ARN restaura parcialmente la mielinización y la función de los miembros”, ha señalado Richard Lu, del Centro de Tumores Cerebrales en el Hospital de Niños de Cincinnati.

“Es concebible que el aumento del tratamiento de miR-219 con otros bloqueadores de resurgimiento de la mielina proporcione  una estrategia de tratamiento multifocal para las personas con enfermedades desmielinizantes como la EM”, ha subrayado.

Los investigadores han subrayado que, debido a que su estudio se realizó en modelos de laboratorio de ratón de la enfermedad, sus datos no se aplican en esta etapa al tratamiento clínico en seres humanos.

Investigación adicional en las células de la Glía

El laboratorio de Lu estudia ahora cómo se forman ciertos subtipos de células gliales del sistema nervioso central y periférico, participan en la regeneración y se transforman en células cancerosas.

Los microARN son segmentos cortos de ARN codificados en los cromosomas de las células y regulan la expresión génica en las células actuando como silenciadores moleculares, bloqueando la expresión génica en ciertas situaciones. En efecto, varios trabajos de investigación previos han señalado la ausencia de miR-219 en los nervios y tejidos dañados con ciertas enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple.