Dermatólogos aseguran que los recursos terapéuticos disponibles actualmente para esta patología son muy escasos

Diseñan una molécula para acabar con los síntomas de la dermatitis atópica


10 ene 2022. 19.10H
SE LEE EN 3 minutos
Científicos de la Universidad Miguel Hernández (UMH) han desarrollado moléculas que logran restablecer su equilibrio acabando con los síntomas de picor y dolor. El grupo de investigadores ha creado esta nueva alternativa para aliviar el prurito provocado por la dermatitis atópica, así como otras dolencias de la piel. En este sentido, al no tratarse de un medicamento, es apto para todas las personas y todo tipo de pieles. 

El picor, hinchazón y enrojecimiento continuos son molestias habituales de la dermatitis atópica y las pieles sensibles, incomodidades que se calcula pueden llegar a afectar al 50 por ciento de la población y que alteran seriamente a la calidad de vida de las personas que la sufren. De hecho, el 25 por ciento de los pacientes con dermatitis atópica asocian su enfermedad con la depresión, pues afecta de forma consistente al sueño y las actividades diarias.

Asimismo, en las dermatitis, además del sistema neurológico, está implicado el sistema inmunológico, que es la causa del enrojecimiento, inflamación o ecememas que causan estas patologías. A raíz de esto, los dermatólogos destacan que los recursos terapéuticos de los que se dispone actualmente para el tratamiento de la dermatitis atópica son muy escasos, especialmente para el control rápido y duradero del prurito.

Estos recursos se basan, sobre todo, bien en el restablecimiento de la función barrera de la piel con cremas con emolientes y enfriantes o en actuar sobre el sistema inmunológico con medicamentos como antihistamínicos o corticoides.

Terminales nocirreceptores, diana contra la dermatitis atópica


Estas moléculas, diseñadas por el Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria (IDIBE) de la UMH, que dirige Antonio Ferrer, tienen como diana los terminales nocirreceptores (terminales nerviosos del sistema neurológico alojados en la piel responsables por el dolor y el picor) y actúan restableciendo su equilibrio, lo que induce el final del picor y el dolor.

Según Ferrer, "como los sistemas inmunológico y neurológico están relacionados, se ha comprobado que, en muchas ocasiones, restableciendo el equilibrio del sistema neurológico se consigue también reequilibrar el sistema inmune, consiguiendo una notable mejora en la calidad de vida de las personas afectadas por dermatitis atópicas, pieles sensibles, rosácea y hasta algunos tipos de psoriasis".

Así, Ferrer explica que estas moléculas son "el resultado de más de 20 años estudiando en qué patologías están implicados los diferentes nocirreceptores, los mecanismos que los activan y cómo actuar sobre ellos para calmarlos", línea de investigación que proviene directamente de los descubrimientos de los científicos David Julius y Ardem Patapoutian, galardonados ambos con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2021.

Los avances obtenidos por el IDIBE, que se sitúan en la vanguardia en este campo, permiten una tercera vía de actuación contra el prurito, actuando directamente sobre sus causas y no sobre sus consecuencias, con la ventaja de que no son medicamentos, sino neurocosmética a disposición de todo tipo de pieles.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.