Coronavirus: Neurología hace 5 recomendaciones para la atención del ictus

Expertos consideran fundamental optimizar los procesos asistenciales del código ictus para reducir el riesgo de contagio

Exuperio Díez Tejedor es uno de los autores de estas recomendaciones.
Coronavirus: Neurología hace 5 recomendaciones para la atención del ictus
mar 12 mayo 2020. 14.10H
Los neurólogos, como en otras especialidades, señalan que la pandemia por el nuevo coronavirus Covid-19 ha obligado a una reorganización de los sistemas sanitarios al tiempo que ha supuesto una "saturación excepcional" de sus recursos. Un contexto en el que los profesionales consideran vital asegurar la atención al ictus agudo y optimizar los procesos asistenciales del código ictus para reducir el riesgo de contagios y racionalizar el uso de recursos hospitalarios. Para ello, desde el Grupo Multidisciplinar Ictus Madrid han propuesto cinco recomendaciones. 

Estas recomendaciones se han publicado en Science Direct y en ellas han participado servicios de Neurología y otras especialidades -como Radiología, Medicina Física y Rehabilitación e incluso el SUMMA 112- de hospitales madrileños. 

1. Coordinar la actuación para garantizar el acceso a la asistencia hospitalaria de los pacientes con ictus

En el primer punto aconsejan reforzar las campañas de concienciación a la población sobre la importancia de una atención rápida en caso de manifestaciones de ictus, aunque las circunstancias sean especiales por la pandemia. 

2. Reconocer a los pacientes con ictus potencialmente Covid-19 positivos

En el ámbito extrahospitalario recomiendan considerar como sospecha de posible infección por Covid-19 a todo paciente que cumpla uno de los siguientes requisitos:

Tos, fiebre o febrícula, dolor torácico, disnea, mialgias, asociado o no a cefalea, náuseas, síntomas gastrointestinales, hiposmia, disgeusia o cualquier otro síntoma que pueda relacionarse con la infección, de más de 24 h de duración en los últimos 14 días.

Convivencia con personas infectadas por Covid-19.

Información desconocida por imposibilidad para la anamnesis.

"Es fundamental comunicar el resultado del cribado de forma inmediata a la guardia de neurología receptora para anticipar las medidas de protección necesarias", señalan. 

Para las urgencias hospitalarias, explican que debe existir circuitos diferenciados para pacientes con y
sin sospecha de Covid, incluyendo salas de urgencias, salas de hospitalización y unidades de críticos. También indican que es necesario evaluar la existencia de síntomas sugestivos de infección por Covid-19 en todo paciente con sospecha de ictus, incluyendo la PCR, así como las determinaciones de proteína C reactivadímero D, fibrinógeno y troponina en todos los pacientes con código ictus.

Infograma resumen de las recomendaciones. Acrónimo CORONA: COordinar, Reconocer, Organizar, Neuroimagen, Alta


Además creen que se debería considerar la realización de una TC de tórax al tiempo que la TC/angioTC cerebral urgente para valorar posible afectación pulmonar por Covid-19 en todos los pacientes con ictus. "De demostrarse un patrón radiológico compatible se debería considerar al paciente como infectado por Covid-19". 

Y en caso de indicación de trombectomía señalan que es "fundamental comunicar inmediatamente al equipo de neurointervencionismo endovascular si se ha confirmado que el paciente no tiene infección Covid-19". En caso contrario piden que se adopten las medidas de protección necesarias según las normas establecidas al efecto, entre otras recomendaciones.

3. Organización adecuada para poder garantizar la protección de los profesionales sanitarios frente al riesgo de contagio por Covid-19

Señalan que es conveniente ajustar el número de médicos de guardia de Neurología (residentes, adjuntos localizados o de apoyo), adecuándolo a las necesidades asistenciales del hospital en el momento actual.


Recomiendan que los pacientes con código ictus sean evaluados directamente por el neurólogo de guardia


Entre otras recomendaciones, apuntan que lo mejor es que los pacientes con código ictus sean evaluados directamente por el especialista de Neurología de guardia evitando la duplicidad en la exploración y el retraso en la toma de decisiones, salvo en los casos en los que haya áreas especiales dedicadas a pacientes Covid-19 atendidos por médicos equipados con EPI, de acuerdo con la protección recomendada, donde podrían realizar estos la exploración clínica guiada por el especialista de Neurología. 

Para pacientes con ictus hospitalizados en áreas de aislamiento Covid-19, recomiendan "designar un número reducido de médicos especialistas en Neurología encargados de su valoración y seguimiento, recomendando que se evalúen a todos los enfermos en la misma visita, siempre que sea posible, para evitar gasto innecesario de material y la exposición de varios profesionales para el mismo fin".  

4. Neuroimagen y otros procedimientos que conlleven contactos de riesgo de infección Covid-19: hay que procurar reducirlos y asegurar la protección

Los expertos recomiendan realizar TC y angioTC cerebral a todos los pacientes con sospecha de ictus, valorando la realización de otras pruebas de neuroimagen multimodal (perfusión, resonancia magnética) en los casos en que se considere necesario, siempre que la logística del centro lo permita.


"Conviene extremar las precauciones de aislamiento en los casos en los que sea necesario el tratamiento con aerosoles"


Sobre las exploraciones neurosonológicas, aconsejan limitarlas a lo estrictamente necesario. "Conviene extremar las precauciones de aislamiento en los casos en que sea necesario el tratamiento con aerosoles u otras medidas que puedan favorecer la dispersión de gotas de vías respiratorias y en aquellos procedimientos que requieran cuidados que impliquen un contacto estrecho con el paciente (sonda nasogástrica, sonda vesical)", explican. 

También apuntan que las exploraciones que no sean necesarias para el diagnóstico etiológico ni supongan un cambio significativo en la actitud terapéutica pueden posponerse u obviarse.

5. Alta y seguimientos seguros procurando optimizar la ocupación hospitalaria

Sobre las altas en según qué pacientes, señalan que en aquellos con accidente isquémico transitorio deben ser dados de alta lo antes posible con recomendaciones de observación domiciliaria, salvo que los expertos prevean que sea necesario la intervención urgente.
.
En pacientes con pseudoictus, por ejemplo, se aconseja considerar el alta inmediata, dependiendo del diagnóstico. 

Hay que "considerar la limitación del uso de camas de críticos a las situaciones estrictamente necesarias. En caso de no disponibilidad de camas en la Unidad de Ictus, los pacientes con ictus que se encuentren clínicamente estables podrían ser ubicados en hospitalización convencional, bajo vigilancia estrecha por el equipo de Neurología", señalan también en este apartado, que incluye más recomendaciones. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.