Un estudio de Idibaps da un paso más para conocer la conexión entre rendimiento cognitivo y metabolismo

“Demostramos un nuevo mecanismo para el mantenimiento de la memoria”
Marc Claret y Sara Ramírez, los coordinadores de este estudio llevado a cabo por Idibaps.


10 feb 2022. 10.55H
SE LEE EN 4 minutos
Unos investigadores del Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) han publicado un estudio en el que demuestran la implicación de una molécula y una región cerebral en el momento en que aparecen alteraciones metabólicas que pueden llegar a provocar un retroceso cognitivo. El estudio ha sido coordinado por la investigadora Sara Ramírez y el jefe del grupo Control neuronal del metabolismo del Idibaps, Marc Claret, que ha afirmado en Redacción Médica que, pese a este descubrimiento, “es prematuro intentar encontrar aplicaciones terapéuticas. Es prometedor, pero no es un tratamiento, necesitaríamos tener un conocimiento mucho más exhaustivo sobre los mecanismos”.

En la primera parte del estudio se usaron ratones para administrarles dietas ricas en grasas y azúcares y se analizó el estado cognitivo y la memoria. Tras cuatro días de dieta, se observó que ya existía un deterioro de la memoria de reconocimiento y una clara disminución de la pregnenolona, un neuroesteroide situado en el hipotálamo. Tras generar un modelo de ratón modificado para bloquear la síntesis de pregnenolona en las neuronas POMC, se observó un deterioro de la memoria de reconocimiento.

Así pues, los investigadores afirmaron que el deterioro de la memoria provocada por una alteración metabólica se debe, en parte, a defectos en la síntesis de pregnenolona en el hipotálamo. “Se trata de diseñar un mecanismo nuevo, por lo que nos puede proporcionar nuevas pistas acerca de cuáles tratamientos podríamos llegar a diseñar en un futuro. Lo que queremos ahora es continuar, a partir de estos resultados queremos encontrar un ángulo más enfocado hacia un posible tratamiento”, explica Claret.


"El estudio es prometedor, pero prematuro para encontrar aplicaciones terapéuticas"



Pese a este descubrimiento, el investigador prefiere ser cauto y asegura no haber encontrado ni mucho menos la cura para los trastornos metabólicos o cognitivos: “Pocas cosas están causadas por una única razón, especialmente en las enfermedades metabólicas como la diabetes o la obesidad. Muy pocos pacientes tienen mutaciones en un solo gen, acostumbran a tener muchas pequeñas mutaciones que les hace más propensos a desarrollar estas enfermedades. No solamente existe este mecanismo en el mantenimiento de la memoria, existen otros”.

El cerebro, un órgano dificil de intervenir


En la segunda parte del estudio participó un grupo de 40 pacientes con obesidad y se constató, al igual que en los ratones, una correlación positiva entre los niveles de pregnenolona y sus capacidades cognitivas. “No podemos acceder al cerebro de los pacientes por razones obvias, por lo que hemos de tener sucedáneos. Utilizamos el líquido cefalorraquídeo como un reflejo de lo que ocurre en el cerebro. A nivel experimental lo que podemos hacer con humanos es mucho más limitado que con ratones, pero los resultados refuerzan la idea que el mecanismo encontrado en ratones podría tener su importancia en humanos", constata el jefe del grupo Control neuronal del metabolismo del Idibaps.


"A nivel experimental lo que podemos hacer con humanos es más limitado que con ratones"



El principal escollo que se ha encontrado el estudio es la dificultad que supone intervenir en el cerebro. Tal y como relata Claret, “el problema que nos encontramos es que estamos hablando del cerebro. Intervenir en este órgano es muy complicado. Los fármacos que están diseñados para actuar en el cerebro pueden tener efectos secundarios”.

Un primer paso para el diseño de futuros tratamientos


Tras este primer descubrimiento, Claret tiene la intención de seguir buscando alternativas para conocer un poco más las alteraciones metabólicas y su relación con el cerebro: “Nuestro siguiente paso es encontrar una fórmula de administrar estos neuroesteroides de forma mucho más realista y empezar a realizar estudios en este sentido. Para poder diseñar nuevos tratamientos se tiene que conocer. Estamos en este estadio, se trata de un estudio pionero en este sentido y nos falta mucho descubrir”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.