14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Especialidades / Neumología

El tabaquismo es la segunda causa de enfermedad cardiovascular en el mundo

El hábito está asociado directamente con 29 enfermedades y causa mil muertes semanales en España

Paz Vaquero Lozano.
El tabaquismo es la segunda causa de enfermedad cardiovascular en el mundo
jue 31 mayo 2018. 11.50H
Redacción
“El tabaquismo causa aproximadamente 1.000 muertes semanales en España y es la primera causa de muerte evitable en nuestro país, además de estar asociada directamente con la aparición de, al menos, 29 enfermedades. Por este motivo, realizar estrategias para evitar el inicio al hábito y reducir su consumo son aspectos claves para acometer esta alarmante situación”, explica Paz Vaquero Lozano, enfermera y coordinadora del Grupo Trabajo de Tabaco de Neumomadrid, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica.

Cada 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza un mensaje con motivo del Día Mundial Sin Tabaco para dar a conocer la amenaza que supone el tabaquismo para la salud y hacer un llamamiento a los gobiernos para que apliquen medidas firmes contra este hábito. Bajo el lema ‘El tabaco rompe corazones. Elija salud, no tabaco’, la entidad internacional se ha centrado este año en las repercusiones que provoca el consumo de tabaco en la salud cardiovascular de las personas en todo el mundo.

Marisi Verdugo, neumóloga del Hospital Universitario Infanta Sofía, centro de referencia de la sociedad científica para el Día Mundial Sin Tabaco de este año, asegura que, en España, “aún fuman más hombres que mujeres”, siendo la edad de inicio los 13,9 años (mientras que en 2010 estaba en 13,3 años).

“Aunque parece que las cifras de consumo de tabaco en España tienden a descender, aún fuma casi un tercio de la población, siendo el grupo con más prevalencia el comprendido entre los 25 y 44 años”, añade.

Daños coronarios ignorados por la población

A pesar de que se conocen bien los daños para la salud cardiaca que provoca el tabaco (es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica) y de la disponibilidad de soluciones para reducir la morbimortalidad que ocasiona, amplios sectores de la población desconocen que es una de las principales causas de  enfermedades cardiovasculares, según Vaquero.


La exposición al humo ajeno contribuye en cerca del 12% de los fallecimientos por cardiopatías


De hecho, el consumo de tabaco es la segunda causa de enfermedad cardiovascular en el mundo (después de la hipertensión arterial) y la exposición al humo ajeno contribuye en cerca del 12 por ciento de los fallecimientos por cardiopatías.

Ante esta situación, Verdugo asegura que “todos los profesionales sanitarios, no solo los neumólogos, estamos obligados a identificar y ofrecer ayuda a todos los fumadores para ayudarles a dejar de serlo”, bien sea a través de información verbal o tratamientos farmacológicos.

El tabaquismo cuesta 8.000 millones de euros al año al SNS

Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, el coste de tratar a los fumadores supone unos 8.000 millones de euros al año. A esto se añade el impacto indirecto por pérdida de productividad en el trabajo, que asciende a 7.000 millones de euros más.

Tal y como señala la neumóloga del Infanta Sofía, los fumadores consumen aproximadamente el doble de recursos sanitarios que los no fumadores. En euros, y de forma individual, supone un coste anual por fumador de 850 euros (frente a los 400 de un no fumador).

“Si consiguiéramos que ningún fumador empezara con este hábito y que todos dejaran de serlo, se produciría un importante ahorro en gasto sanitario, reduciéndose las tasas de mortalidad, así como el número de ingresos hospitalarios”, asegura.

La OMS lanza iniciativas a nivel mundial

Por todo ello, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco 2018, la OMS lanza una serie de iniciativas y oportunidades mundiales para reducir la epidemia de tabaquismo y mejorar la atención de las enfermedades cardiovasculares.

Estos sus objetivos, está que se ponga de relieve la relación entre el consumo de productos de tabaco y las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, aumentar la concienciación de la población en general sobre las consecuencias para la salud cardiovascular del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, y proporcionar al público en general, los gobiernos y otros destinatarios la posibilidad de comprometerse a promover la salud cardiaca protegiendo a las personas del consumo de productos de tabaco. 

Asimismo, quieren animar a los países a reforzar la aplicación de las medidas de lucha contra el tabaco que figuran en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, cuya eficacia está demostrada.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.