"El radón es responsable de un número significativo de cánceres de pulmón"

Torres explica que en España todavía no se ha traspuesto la normativa europea que fija la concentración máxima del gas

María Torres Durán, neumóloga de EOXI Vigo.
"El radón es responsable de un número significativo de cánceres de pulmón"
dom 16 junio 2019. 13.50H
El radón es un gas cancerígeno que se acumula especialmente en algunas zonas de España, entre ellas Galicia. Durante el 52º Congreso Nacional Separ, María Torres Durán ha hablado sobre la investigación que se está haciendo con este gas y su posible relación con  tumores.

"Aunque a día de hoy la evidencia sólida lo vincula con cáncer de pulmón, al ser un aire que inhalamos probablemente haya otros órganos que estén en contacto directo con la vía aérea en los podría tener efecto. Pero para conocer este campo se necesita investigar más porque los resultados son muy preliminares por el momento", explica a Redacción Médica.

¿Qué se sabe del radón como cancerígeno ambiental?

El radón es un gas que procede de la descomposición del uranio 238 y que se encuentra en el subsuelo. Funciona como carcinógeno porque emite radiación alfa en su descomposición. El problema es que como está al estar ahí y ser un gas invisible, inodoro, inoloro, no nos damos cuenta de que lo estamos respirando. Por eso genera cáncer de pulmón.

Aquí en Galicia tienen una acumulación mayor que en otras partes de España. 

María Torres Durán habla sobre la normativa para el análisis de radón.

El factor fundamental que determina la concentración de radón que hay en las viviendas y espacios interiore,s que es donde realmente tiene importancia su acumulación, es la composición del subsuelo. 

En Galicia y en algunas otras zonas de España, pero sin duda donde más en esta región, el subsuelo es muy granítico, muy rico en uranio. Por tanto, las concentraciones de radón son muy elevadas

Existe una directiva europea que limita el máximo de concentración de radón que puede haber en una vivienda. ¿Qué ocurre en España?

El problema es que la normativa 2013/59 Euratom tenía que haberse transpuesto a la normativa española en un plazo de cuatro años. El período finalizó el 6 de febrero de 2018, pero a día de hoy todavía no se ha completado este proceso de transposición. Se presentó un borrador al que se dio oportunidad de hacer alegaciones a expertos a nivel nacional. Imagino que está en la fase de análisis y de revisión del documento, pero todavía no se ha publicado el definitivo.

Esta normativa lo que hace es establecer es un límite; un nivel de acción para radón que sería de 300 Bq/m³. Es una concentración que realmente es bastante alta porque muchos estudios demuestran que incluso con concentraciones menores el riesgo de cáncer de pulmón se multiplica. Pero es algo.

¿Y qué implicaría que se aplicara en España?

Implicaría fundamentalmente seguridad de cara al futuro porque probablemente los edificios de nueva construcción tendrán que hacerse en base a esa normativa. Se adaptaría a la hora de construir nuestras viviendas, nuestros lugares de trabajo... Se llevarían a cabo medidas preventivas para evitar la concentración de radón en el interior y que haya aislamiento, fundamentalmente.

Hay estudios que señalan que radón aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón entre los no fumadores. 


"A nivel mundial el radón es el segundo factor de riesgo de cáncer de pulmón"


Sí, a nivel mundial el radón es el segundo factor de riesgo. Sin duda el más importante es el tabaco y ahí debemos centrar realmente nuestros máximos esfuerzos para disminuir el consumo su consumo la población.

Pero sí, es verdad que en individuos que nunca han sido fumadores el radón es el factor de riesgo más importante. Es responsable de un número significativo de cánceres de pulmón.

¿Qué se puede hacer para ayudar a prevenirlo?

Es muy difícil prevenirlo porque es una exposición de la que nosotros no somos responsables. Tú puedes dejar de fumar y adoptar hábitos de vida saludables, pero no eres responsables de la concentración de radón a la que estás expuesto. Por eso insistimos tanto en adoptar medidas preventivas a la hora de construir viviendas.

En los edificios en los que ya vivimos lo más importante es medir y saber a qué concentraciones estamos expuestos. Existen medidas de remediación cuando las concentraciones son muy elevadas. Ayudan a eliminar y a aumentar la eliminación de radón del interior. Con eso baja la concentración.

¿Y se están midiendo estas concentraciones?

A día de hoy se está midiendo fundamentalmente para estudios de investigación. Creo que por ahora en España no es obligado medir niveles de radón en el domicilio. Sí que es verdad que ahora gracias a los estudios de investigación y a los resultados que se han publicado hay más concienciación. De hecho ya se ha empezado a hablar en prensa general de este gas. Eso ha hecho que algunas personas pregunten y demanden hacer mediciones de radón en su domicilio.

¿Han pedido al ministerio, o a nivel autonómico o local, que se mida?

Claro. Ese es un poco nuestro objetivo. De hecho en España y en Galicia hay un proyecto de investigación en marcha: el mapa de radón. Se está midiendo a nivel municipal domicilios aleatoriamente para tratar de establecer concentraciones medias en los distintos municipios.

Pero a nivel ministerial es muy importante que saquen esta orden. La directiva europea nos ayudaría a concienciar a las autoridades sanitarias también de la importancia de medir niveles de radón.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.