Sanidad emite una instrucción para conservar los medicamentos en verano

Presenta cinco sencillas recomendaciones para preservar las características de calidad, seguridad y eficacia

Infografía presentada por la Aemps.
Sanidad emite una instrucción para conservar los medicamentos en verano
vie 09 agosto 2019. 13.00H
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado este viernes una nota informativa para ayudar a la población a la correcta conservación de medicamentos en verano ante las previstas olas de calor. 

Para ello, el organismo que dirige María Jesús Lamas ha recordado mediante un comunicado la importancia de tener en cuenta estas condiciones y ha pautado cinco sencillos consejos a seguir en caso de ola de calor.

En este sentido, el organismo ha asegurado que la adecuada conservación de medicamentos en verano es crucial para que estos mantengan sus características de calidad, seguridad y eficacia. "La duración y las condiciones de conservación se establecen en función de los resultados de los ensayos de estabilidad a los que son sometidos antes de ser comercializados", ha reiterado.


Las cinco pautas de la Aemps


1. Leer atentamente el prospecto, donde siempre están indicadas las instrucciones de conservación de los medicamentos.

2. En aquellos medicamentos que requieran condiciones especiales de temperatura de conservación, estas aparecerán especificadas en el envase. Así existen:

- Medicamentos a conservar entre +2ºC y +8ºC. Estos medicamentos deben conservarse siempre en nevera.

- Medicamentos a conservar a menos de 25ºC o a menos de 30ºC. En estos casos, aun cuando la temperatura ambiente supere esporádicamente los 40ºC, no afectará a la conservación del medicamento porque las temperaturas superiores a 40ºC en España ocurren de manera puntual y no constante durante todo el día y los lugares sugeridos para el almacenamiento de los medicamentos en el domicilio suelen ser sitios frescos y secos, por lo que la temperatura que se alcanza sería menor.

3. Algunas formas farmacéuticas (cremas, óvulos, supositorios,…) son más sensibles a las elevaciones de temperatura. En estos casos, si al abrirlas su aspecto se ha modificado, no deben utilizarse.

4.Si se realizan viajes, es desaconsejable mantener los medicamentos en maleteros o habitáculos de los coches a pleno sol porque se pueden alcanzar temperaturas muy elevadas.

5. Muchos medicamentos no requieren de condiciones especiales de temperatura de conservación, pudiendo mantenerse a temperatura ambiente. Estos medicamentos han demostrado que no se degradan cuando son expuestos a temperaturas de 40ºC durante seis meses.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.