Los contagiados deberán aislarse en su domicilio y utilizar la mascarilla siempre que sea posible

DOCUMENTO| Protocolo de viruela del mono: sin cuarentenas a los contactos


19 may 2022. 18.10H
SE LEE EN 5 minutos
El Ministerio de Sanidad ha elaborado un primer protocolo para la detección precoz de la viruela del mono. El documento remitido a las comunidades autónomas recoge los fundamentos para “cortar posibles cadenas de transmisión” del patógeno, lo que implica obligación de usar mascarilla para posibles contactos cercanos pero no su cuarentena

En este protocolo de detección precoz de la viruela del mono, al que ha tenido acceso Redacción Médica, el Ministerio de Sanidad asume que el reconocimiento de monkeypox (MPX) “es difícil durante la fase prodrómica” a menos que el paciente sea un contacto cercano de un caso ya identificado, confirmado o en investigación.

“En general, los casos esporádicos no se identifican hasta que comiencen a aparecer las lesiones características en la cara, o incluso más tarde, debido al retraso en la presentación o confusión con la varicela”, recoge el documento.

Sanidad destaca que el MPX se transmite principalmente por gotas respiratorias de más de cinco micras y por el contacto directo con secreciones infectadas. En este sentido, indica que todos los ocasos en investigación o confirmados “deben permanecer aislados y bajo vigilancia”.

Los casos en investigación, que actualmente son 25, se enviarán al Instituto de Salud Carlos (ISCIII). Una vez allí, se emplearán métodos de detección molecular mediante PCR en tiempo real (tecnología múltiplex de amplio espectro), más secuenciación genética del fragmento amplificado para hacer confirmación al 100 por ciento. La PCR permite un diagnóstico diferencial de la familia de ortopoxvirus (hay 4 tipos), y luego la secuenciación permite determinar si es o no viruela del mono.

¿Qué debe hacer una persona con viruela del mono?


Para casos que no requieran hospitalización, la instrucción es que el paciente se mantenga “en una habitación o área separada de otros convivientes” hasta que “todas las lesiones hayan desaparecido”, especialmente si presenta lesiones extensas o con secreciones o síntomas respiratorios.

También se recomienda el uso de la mascarilla quirúrgica “especialmente en aquellos que presenten síntomas respiratorios”. En caso de que no sea factible (como por ejemplo en un niño que se haya infectado), pueden llevar el tapabocas “el resto de convivientes”.

La orden es que el enfermo “no debe abandonar el domicilio, excepto cuando necesite atención médica de seguimiento”. En este caso “llevará en todo momento mascarilla y no utilizará transporte público”, indica el protocolo.

Por el contrario, aquellas personas que sea consideradas contacto estrecho de un paciente de la viruela del mono no tendrán que realizar cuarentena obligatoria, “aunque deben extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla”.

“La persona/institución responsable contactará con los contactos de alto riesgo al menos una vez al día para registrar la temperatura y preguntar sobre la presencia de cualquier síntoma relacionado con la enfermedad. Los contactos deben estar localizables a lo largo del periodo de seguimiento”, añade el documento.

En cualquiera de los casos, si alguno de los contactos presenta fiebre o cualquier otro síntoma compatible con la clínica de la viruela del mono, “deberán hacer autoaislamiento domiciliario inmediato y contactar de forma urgente con el responsable del seguimiento. En este caso, el contacto será considerado como caso en investigación hasta que se disponga de resultado de laboratorio”.

Mascarillas de alta eficacia y EPI para sanitarios


En caso de que sí sea necesaria la hospitalización del paciente, el ingreso deberá llevarse a cabo en habitaciones con presión negativa, siempre y cuando haya disponibilidad, o bien en una habitación individual con baño incluido. 

El personal sanitario que atienda a estos casos o las personas que entren en la habitación de aislamiento (familiares, personal de limpieza…) deben utilizar el Equipo de Protección Individual (EPI) adecuado para precauciones de contacto o gotas, así como mascarillas FFP2.

Los procedimientos médicos, especialmente aquellos que generen aerosoles y cualquier otro tipo de procedimiento sobre la vía aérea, como la intubación traqueal, el lavado bronco-alveolar, ventilación manual, requieren medidas de protección especiales.

Por otro lado, durante la realización del procedimiento, se deberán reducir al mínimo el número de personas en la habitación y todos deben llevar:

  • Una mascarilla de alta eficacia FFP3.
  • Protección ocular ajustada o protector facial completo.
  • Guantes y batas impermeables de manga larga (si la bata no es impermeable y se prevé que se produzcan salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales, añadir un delantal de plástico).
Asimismo, será necesario tener un listado de todo el personal que atiende a casos en investigación o confirmados de MPX.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.