Sanidad aconseja cuarentenas excepcionales en contactos estrechos de contagios con las variables sudafricana y brasileña

El uso de EPI elimina la cuarentena Covid en personal sanitario vacunado
Carolina Darias


08 jul 2021. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Ministerio de Sanidad establece nuevos requisitos para la exención de cuarentenas al personal sanitario. Si bien, hasta este momento, solo era necesario que estuvieran vacunadas, a partir de ahora se exigirá que hayan utilizado EPI "adecuados" y se valorará cada caso de forma particular en función de los pacientes atendidos a la hora de seguir o no con su actividad. 

Dichos equipos de protección, además, deberán contar con la aprobación de Salud Pública, tal y como dispone el 'Procedimiento para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2'. 

En cuanto a la atención asistencial, la última actualización de la 'Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19',  establece un análisis individualizado de cada caso frente a los 10 días que recomendaba pasar sin atender a pacientes vulnerables el documento anterior.

Ahora se deberá tener en cuenta la unidad hospitalaria en la que desarrollan su actividad asistencial (unidades hospitalarias con pacientes especialmente vulnerables como por ejemplo hematología, UCI, oncología o unidades de quemados) pudiendo valorar "cada caso si es necesario" y alejar a los sanitarios de estas personas durante un tiempo prudencial. 

Cuarentenas para contactos estechos de infectados con Beta y Gamma


El tipo de variante Covid-19 también será decisivo a la hora de determinar aislamiento en el caso de los contactos estrechos. Este seguirá sin ser obligatorio en personas que hayan recibido la pauta completa de vacunación, salvo en aquellos contagios relacionados con las variantes Beta (sudafricana) y Gamma (brasileña), debido al "mayor riesgo de escape inmunitario". Sanidad aconseja hacer cuarentena a los contactos completamente vacunados en el contexto de brotes producidos por una variante VOC9 diferente a la británica o en aquellos contactos de casos en los que se diagnostiquen estas dos variantes, aunque dicha recomendación se irá revisando por la Ponencia de Alertas. 

En aquellos casos en los que no sea necesario el aislamiento, el ministerio sigue recomendando hacer un seguimiento, con PCR "preferiblemente" o con otro tipo de pruebas de diagnóstico. Lo ideal, indica es hacer dos pruebas, una al inicio y otra aproximadamente 7 días después del último contacto con el caso positivo. En el caso de que esto no fuera posible, Sanidad pide que se haga al menos una de estas pruebas, aunque deja que sean los responsables de Salud Pública de cada comunidad los que determinen el momento de su realización. 

El ministerio también condiciona la falta de aislamiento a otro tipo de medidas de protección como el uso de mascarilla en las interacciones sociales, no acudir a eventos multitudinarios y realizar una vigilancia de la posible aparición de síntomas compatibles.

En cuanto a los contactos estrechos por posible transmisión animal, el nuevo documento habla en concreto de visones, en cuyo caso también se aconsejará realizar aislamiento. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.