Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40
Política Sanitaria > Medicina

Paciente experto: ¿paciente incómodo o aliado del médico?

Los servicios gallego y andaluz de Salud presentan sus escuelas de pacientes como una 'garantía' para la sostenibilidad

Camila Romero, Pilar Farjas, Rafael Micó y Olivia Pérez Corral.
Paciente experto: ¿paciente incómodo o aliado del médico?
Sergio López
Miguel Fernández de Vega
Viernes, 22 de abril de 2016, a las 13:30
La segunda jornada del IV Congreso Nacional de Pacientes Crónicos, organizada por la Sociedad Española de Médicos de Familia (Semergen), se ha centrado en la figura del paciente experto como un activo de cara a garantizar la sostenibilidad del sistema de salud. Frente a las experiencias de los servicios de Salud andaluz y gallego en esta materia, algunos pacientes han planteado su inquietud por la sensación de convertirse en “incómodos” de cara al médico al adquirir conocimientos específicos.

Camila Romero, presidenta de AVAC; Pilar Farjas, del Sergas; Rafael Micó, vicepresidente segundo de Semeregen, y Olivia Pérez Corral, de la Escuela Andaluza de Salud Pública.


El vicepresidente segundo de Semergen, Rafael Mico, ha negado rotundamente que eso sea así. “Un paciente experto significa menos ingresos en urgencias y mayor autonomía de decisión. Es una garantía para una mejorar la sostenibilidad del sistema”, ha asegurado.
 
Frente a esto, Camila Matamoros, de la Asociación Valenciana de Anticoagulados (AVAC), ha señalado un punto de vista extendido entre los pacientes crónicos: “al formarnos, a veces somos una molestia, porque los profesionales no tienen suficiente tiempo para responder a todas nuestras preguntas en la consulta”.
 
Esta idea ha motivado un animado debate y ha sido contestada por algunos representantes de asociaciones de pacientes presentes entre el público, que han destacado que, precisamente, dada la presión asistencial de los médicos, es muy conveniente aprender a “preparar las consultas” para comunicar bien las necesidades e inquietudes.

Asimismo, según ha destacado el presidente de Semergen Cantabria, el paciente experto “hace un uso más racional de los recursos”, por lo que se convierte en un “aliado del médico” en el desafío de mantener la calidad asistencial y, al mismo tiempo, la sostenibilidad del sistema.
 

Guillermo Pombo.

Programas autonómicos de paciente experto
 
Este intercambio ha tenido lugar en el transcurso de un coloquio titulado `La formación del paciente, buenas prácticas y resultados’. En el mismo se han presentado como casos de estudio las experiencias en la materia de los servicios de Salud gallego y andaluz.
 
Por parte del Sergas, Pilar Farjas, coordinadora del proyecto eSaúde del Servicio Gallego de Salud (Sergas), ha presentado los resultados de la Escuela Gallega de Salud para Ciudadanos en los siete años que lleva en funcionamiento. Esta iniciativa, que persigue la “capacitación” y poner al paciente “como eje” del sistema, ha contado con la participación de 15.000 pacientes, más de 40 asociaciones y 3.000 médicos, según ha detallado su responsable.
 

Rafael Micó.

Farjas ha anunciado además la nueva “vuelta de tuerca” que prepara el Sergas para “dotar de instrumentos al paciente para que pueda gestionar su salud”. Se trata de un nuevo portal web que permitirá que el paciente pueda acceder a sus informes médicos. “Este proyecto ya es una realidad y lo estamos extendiendo”, ha señalado Farjas, que ha detallado que 200 pacientes participaron en un piloto en pasado otoño y a estos se han sumado recientemente 3.000 pacientes de Ferrol y 10.000 en Pontevedra. “Esperamos que en verano la plataforma esté al alcance de todos los usuarios del Sergas”.
 
Olivia Pérez Corral, de la Escuela Andaluza de Salud Pública, ha detallado la experiencia de la Escuela de Pacientes. Además de formar a los enfermos para que ellos mismos puedan formar a otros en su misma situación, la escuela produce y distribuye materiales específicos para este colectivo y se apoya “en canales como Facebook y Twitter”.
 
Tras ocho años de experiencia, Pérez Corral ha señalado que están en posición de hacer balance y recientemente han publicado un trabajo en el que se prueba que la formación paciente-paciente “tiene un impacto positivo en la salud, en cómo se relacionan los enfermos crónicos con el Sistema Sanitario y en su capacidad para hacer tareas cotidianas”.