Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Política Sanitaria > Medicina

Llevar la bata fuera del hospital, un riesgo para la salud de los pacientes

Una campaña en redes sociales recuerda a los médicos que deben usar su "uniforme" sólo mientras estén trabajando

Imagen de la campaña puesta en marcha en redes sociales.
Llevar la bata fuera del hospital, un riesgo para la salud de los pacientes
Redacción
Domingo, 13 de noviembre de 2016, a las 12:20
La bata blanca es el símbolo de distinción por excelencia de los médicos, aunque son muchos los que desde hace años alertan del peligro que pueden suponer por la transmisión de enfermedades. Es el caso de un médico chileno que ahora ha puesto en marcha una campaña en redes sociales para limitar su uso exclusivamente al hospital o centro de trabajo del profesional. 

Bajo el lema "Seguramente te ves muy bien con la bata puesta, pero por favor, solamente úsala en tu área de trabajo en el hospital", quiere recordar que "todo tiene su lugar" y pretende que se "transmita salud", no enfermedad. Con esa intención comparte en su perfil de Twitter la imagen de la distintiva bata médica acompañada de los hashtags de #Salud, #prevención o #Medicina. 

Hace unos años, un estudio de American Journal of Infection Control ya señalaba que más de un 60 por ciento de la ropa utilizada por médicos contiene bacterías potencialmente peligrosas. Más recientemente, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas de México ha publicado otro estudio que destaca que las mangas de las batas son el principal vector, ya que los doctores "van de paciente en paciente, en consulta, pasillos, y zonas de hospitalización". La posible solución, ante este problema, podría ser el uso de la manga corta y obviar también prendas como la corbata o el reloj, potenciales portadoras también de enfermedades. 

"¿Me cambio?"

Pero si el riesgo de transmitir ciertos microorganismos ya es elevado dentro del propio hospital por el simple contacto con determinados pacientes, estas posibilidades aumentan exponencialmente si el profesional traslada esa bata fuera del centro de trabajo.

Pese a que en muchos centros españoles la norma marca que ninguno de sus sanitarios, incluyendo a médicos, enfermeras o auxiliares, debe salir del centro de trabajo con el atuendo típico del profesional, no es difícil ver más de una bata en los restaurantes cercanos comiendo o en las inmediaciones del hospital. 

El interés por intentar lograr que el médico renuncie al apego tradicional por su elemento distintivo en estas situaciones es simplemente un motivo de salud: usar las batas fuera del hospital puede exponer a los pacientes a infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos.