25 de noviembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 10:30
Especialidades > Medicina Interna

Diseñan una escala de riesgo de hipoglucemia para diabéticos

Se trata de una herramienta práctica para identificar aquellos pacientes con mayor riesgo de ingreso por este factor

Glucómetro.
Diseñan una escala de riesgo de hipoglucemia para diabéticos
Redacción
Lunes, 21 de agosto de 2017, a las 17:25
Un equipo liderado por investigadores de Kaiser Permanente, en Oakland, California, Estados Unidos, ha desarrollado y validado una herramienta práctica para identificar a los pacientes con diabetes que corren mayor riesgo de ser ingresados en un servicio de urgencias debido a una hipoglucemia severa o un nivel muy bajo de azúcar en la sangre.

Los pacientes a veces experimentan niveles de azúcar en la sangre peligrosamente bajos mientras toman medicamentos para la diabetes, especialmente después de saltarse una comida o hacer ejercicio más duro de lo habitual.

"A veces una persona con diabetes no es consciente de que su azúcar en la sangre está cayendo y puede progresar rápidamente en hipoglucemia grave, lo que se ha asociado con caídas, accidentes automovilísticos, ataques al corazón, coma e incluso la muerte", explica el autor principal del trabajo, Andrew J. Karter, de la División de Investigación de Kaiser Permanente. "La hipoglucemia a menudo se puede prevenir con la atención clínica adecuada y creemos que esta herramienta ayudará a centrar la atención en los pacientes que más lo necesitan", apunta.

Con unos 100.000 eventos adversos relacionados con la hipoglucemia que llevan a visitas a los departamentos de urgencias cada año en Estados Unidos, la hipoglucemia es ahora uno de los más frecuentes en pacientes con diabetes tipo 2. Los pacientes mayores y aquellos con una historia más larga de diabetes son particularmente susceptibles, señala Karter.

Los investigadores desarrollaron la herramienta de estratificación de riesgo de hipoglucemia mediante la identificación de 156 posibles factores de riesgo de hipoglucemia y la recopilación de datos de más de 200.000 pacientes con diabetes tipo 2 que reciben atención de Kaiser Permanente en el norte de California. Utilizando técnicas analíticas de aprendizaje mecánico, desarrollaron un modelo para predecir el riesgo durante 12 meses de acudir a la sala de urgencias de un hospital por hipoglucemia.

Seis variables

El modelo final -que se detalla en un artículo publicado este lunes en JAMA Internal Medicine- se basó en seis variables: número de episodios previos de visitas a urgencias relacionadas con hipoglucemia u hospitalizaciones; uso de insulina; uso de sulfonilurea (una medicación oral comúnmente empleada para tratar la diabetes); enfermedad renal grave o en etapa terminal; número de visitas a las salas de emergencia por cualquier motivo en el último año; y edad.

Con base en este modelo, los científicos crearon una herramienta práctica para clasificar a los pacientes en un riesgo anual alto (superior al 5 por ciento), intermedio (1 a 5 por ciento) o bajo (menos del 1 por ciento) de ir a los servicios de urgencias o de hospitalización por hipoglucemia. La herramienta fue validada con datos de más de 1,3 millones de miembros de la Administración de Salud de Veteranos de Estados Unidos y cerca de 15.000 miembros de Kaiser Permanente en el estado de Washington con diabetes tipo 2.

La administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) financió el desarrollo de la herramienta para identificar a los pacientes con riesgo de hipoglucemia bajo su Iniciativa de Uso Seguro, un esfuerzo colaborativo para reducir eventos adversos relacionados con el uso de medicamentos. Los resultados se están difundiendo con la ayuda de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés).

Varios sistemas y organizaciones de salud pública y privada -incluyendo CMS, la Clínica Mayo, en Estados Unidos también, y Kaiser Permanente- están examinando ahora cómo pueden utilizar la herramienta para aumentar la conciencia sobre la hipoglucemia y atraer la atención y los recursos para ayudar a los pacientes con diabetes tipo 2 a evitar episodios peligrosos en el futuro.