Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Especialidades > Medicina Interna

Determinadas alteraciones genéticas predisponen a la enfermedad de Paget

Se trata de variabilidades relacionadas con la angiogénesis ósea

Mora Peña (derecha), junto a uno de sus compañeros en Medicina Interna.
Determinadas alteraciones genéticas predisponen a la enfermedad de Paget
Redacción
Lunes, 02 de enero de 2017, a las 13:00
Una investigación sobre la enfermedad de Paget ha sido reconocida en el XXXVII Congreso Nacional de La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que ha tenido lugar en Zaragoza.

Se trata de 'Polimorfismos VEGFA-VEGF R2 sobre la enfermedad ósea de Paget' y ha sido presentada por Damián Mora Peña, residente de segundo año de Medicina interna en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

El trabajo presenta un estudio de casos y controles en el que se comparaba el papel de la angiogénesis ósea en la producción de la enfermedad de Paget y sus diversas manifestaciones clínicas, utilizando para ello técnicas de PCR a tiempo real, ha informado la Junta de Castilla-La Mancha en nota de prensa.

La enfermedad de Paget, la segunda enfermedad metabólica ósea más prevalente tras la osteoporosis, es un trastorno que implica una resorción ósea acelerada seguida de una regeneración ósea anormal, causando la formación de huesos desorganizados e hipervascularizados, poco compactos y con tendencia a la fractura, entre otras complicaciones de esta enfermedad que pueden llegar a ser graves.

La investigación presentada por el residente de Cuenca es un subestudio de la tesis doctoral del facultativo Ismael Calero Paniagua, especialista de Medicina Interna del Virgen de la Luz, y para su desarrollo se han utilizado los datos de 274 personas enfermas frente a 300 sanas, mayores de 40 años.

El objetivo era investigar sobre ciertas alteraciones genéticas (polimorfismos de un solo nucleótido) que puedan ir asociadas a la enfermedad de Paget y lo novedoso del trabajo es que se propone por primera vez que ciertas variabilidades genéticas relacionadas con la angiogénesis ósea pueden predisponer a padecer esta enfermedad de la que todavía se desconocen los factores genéticos o ambientales causantes, lo que inicia una importante línea investigadora.