Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Medicina de Familia

Un DPC vinculado a carrera profesional "desde el punto de vista científico"

No obstante, todavía está por definir el mapa competencial del médico de Familia

Juan Antonio López Blanco, Serafín Romero, José Luis Llisterri, Francisco Atienza, Hans Eguía y Manuel Jiménez.
Un DPC vinculado a carrera profesional "desde el punto de vista científico"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Miércoles, 25 de octubre de 2017, a las 20:10
La exigencia de desarrollo profesional continuo (DPC) en el profesional sanitario existe desde 2003: ya aparece en la seminal Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. Casi 15 años después este concepto sigue sin estar desarrollado y “todavía no podemos decir que hemos cruzado el Rubicón para dar pautas claras a los profesionales para que puedan demostrar que están capacitados para seguir ejerciendo”.

Así lo ha expresado el subdirector general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Juan Antonio López Blanco, que no obstante ha dado esperanzas de que el real decreto de DPC y recertificación esté publicado el año que viene.

Manuel Jiménez explica los avances del DPC en el último año.

López Blanco ha participado en el debate sobre DPC y recertificación de la primera jornada del 39 Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Esta sociedad es precisamente una de las que más ha avanzado en este concepto, habiendo desarrollado una herramienta para evaluar las competencias de aquellos profesionales que lo deseen.

Manuel Jiménez, presidente del comité organizador del congreso y moderador del debate, ha señalado que han sido 112 los médicos que han participado en el programa piloto para testar esta herramienta (una web en la que van introduciendo documentación que demuestre su capacidad en cada una de las competencias, 42, establecidas por la sociedad). Han sido 25 quienes ya lo han superado, y han recibido el correspondiente diploma, que si bien no supone certificación oficial, de momento, sí es un “reconocimiento de parte de todos los compañeros”.

Por su parte, José Luis Llisterri, el presidente de Semergen, ha destacado que la puesta en marcha de un proceso de DPC es “un compromiso ético y social del médico de Familia”, y ha hablado de las posibilidades que ofrece, no descartando que pueda vincularse a la carrera profesional “desde un punto de vista científico y muy poco sindical” y ligado a incentivos económicos, tal y como está planteado este concepto en la actualidad.

Una de las cuatro patas

También ha destacado la necesidad de ir de la mano de los colegios y de la validación periódica de la colegiación, siendo la recertificación de las competencias profesionales una de las cuatro patas (las otras tres son aptitud psicofísica, buena praxis y vida laboral) que corresponde a las sociedades científicas.

No obstante, ha recordado que el mapa de competencias del médico de Atención Primaria todavía está por definir, y ha pedido a Serafín Romero, el presidente de la Organización Médica Colegial, allí presente, que “interceda por nosotros, porque si no nos regulamos, nos van a regular desde fuera”.

Foto de familia de la entrega de diplomas a los médicos que han superado el DPC de Semergen.

Foto de familia de la entrega de diplomas a los médicos que han superado el DPC de Semergen.