23 de octubre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Medicina de Familia

Primaria se ofrece a ocuparse del “control integral” del paciente diabético

Los expertos reivindican la posible detección de depresión, ansiedad o trastornos de alimentación en las consultas

Los diabéticos canarios son los que sufren más retinopatías diabéticas y mayor número de amputaciones en España.
Primaria se ofrece a ocuparse del “control integral” del paciente diabético
Redacción
Lunes, 29 de mayo de 2017, a las 12:30
Que el protocolo de atención integral a los enfermos de diabetes no se quede en el control de la glucemia y de las causas de riesgo cardiovascular –como el tabaco, hipertensión, sedentarismo y obesidad–, sino que contemple también factores como la posible detección de depresión o ansiedad, los aspectos psico-sociales o la existencia de posibles trastornos de alimentación en el paciente.

Es lo que propone la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) basándose en un el estudio realizado en diversos centros de salud y presentado por los miembros del Grupo de Diabetes Melitus de Semergen-Canarias, doctores Francisco José Escobar y Juan Luis Alonso, durante el marco de Congreso que se está celebrando en la capital grancanaria.

Las recomendaciones de este grupo de trabajo surgen ante la constatación de que la diabetes tipo 2, la más frecuente, tiene en España y en Canarias una prevalencia del 13,8%, pero en el archipiélago hay diversos factores que contribuyen a una mayor mortalidad, principalmente como consecuencia de un estilo de vida poco saludable.

Tal vez por una posible mayor predisposición genética a la diabetes, los datos muestran que los pacientes canarios son los que más sufren retinopatías diabéticas y mayor número de amputaciones en comparación al resto de regiones del Estado y necesitan mayor número también de diálisis y trasplantes renales.

El estudio, realizado a 1.224 pacientes diabéticos de diferentes centros de Atención Primaria de Tenerife y de Gran Canaria, plantea la adopción de unas mejoras en el sistema informático de trabajo de los profesionales pensadas específicamente para los enfermos de diabetes.

Los ajustados tiempos de atención al paciente en Atención Primaria, de 6 minutos por persona, hacen que el médico pueda caer en la llamada inercia terapéutica, en la que se produce un retraso en la intensificación del tratamiento cuando éste está indicado.

Evitar complicaciones

Por ello, la proposición planteada en el IX Congreso Semergen-Canarias pasa por un sistema de alertas en el programa informático utilizado por los profesionales canarios (conocido como DRAGO), con el fin de evitar la aparición de complicaciones de la diabetes como son la exploración de fondo de ojo, de los pies y estudio de función renal, procedimientos que según las últimas guías de manejo del paciente diabético deben aplicarse.

Esta mejora, afirman, sería extrapolable a atención especializada de manera que el resto de especialistas que valoren al paciente (endocrinos, oftalmólogos, nefrólogos, cirujanos vasculares...) tengan disponible también este herramienta.

El informe recuerda, además, que los costes derivados del tratamiento y prevención de la diabetes se convierten en una de las principales partidas presupuestarias que deben asumir las sanidades públicas.