La elección del anticonceptivo para evitar embarazos no deseados e ITS se debe hacer de manera individualizada

Primaria debe evitar "exploraciones innecesarias" para la anticoncepción
Teresa Benedito, secretaria general de la SEMG.


20 jun 2021. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
POR MARÍA GARCÍA
Teresa Benedito Pérez de Inestrosa, secretaria general de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), está segura de que "el consejo anticonceptivo debe formar parte del día a día de la consulta": "Es muy imporante captar a la mujer y adelantarnos para poder darle esa información".

Teresa Benedito cree necesario que "hay que dar a conocer los diferentes métodos anticonceptivos".

Ese es el mensaje que ha lanzado en su ponencia 'Anticoncepción: presente y futuro', en la actividad formativa sobre salud de la mujer que ha tenido lugar en Palma de Mallorca, en el seno del XXVII Congreso Nacional de la SEMG

La especialista explica a este medio que los profesionales deben "evitar exploraciones innecesarias para iniciar la anticoncepción", como por ejemplo las citologías. "Sabemos que una correcta historia clínica, la toma de tensión y el cálculo del índice de masa muscular es suficente para iniciar la anticoncepción. Después hay que realizar visitas de seguimiento a los tres y a los seis meses para conocer la tolerancia del método y ver si ha habido algún tipo de efecto secundario", señala. 

Elegir el anticonceptivo es importante 


La elección del anticonceptivo para evitar embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual (ITS) se debe hacer de manera individualizada. "Nosotros debemos hacer un consejo contraceptivo, que significa que debemos darles la información para que, según las características, perfil y enfermedades que puedan padecer, le podamos ofrecer aquel método anticonceptivo que sea seguro. Para eso nos basamos en diferentes criterios de eligibilidad, como pueden ser los expuestos por la OMS", explica Benedito. 

En su ponencia, la especialista ha indicado que los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un método anticonceptivo, y que dependen del propio método, son su eficacia; la seguridad (que viene condicionada por la capacidad del método de no producir efectos indeseados sobre la salud de la persona que la utiliza); la reversibiliad; la facilidad, la complejidad del uso y vía de administración; y el precio. 

Un momento de la ponencia.


"Cada mujer se va a beneficiar de un tipo diferente de contracepción. En el caso en mujeres migrantes, que por la barrera lingüística puede que no interpreten bien cómo administrárselos, podemos recomendar otros métodos anticonceptivos de larga duración como puede ser un implante subcutáneo o un DIU", asegura. 

Benedito también ha hablado de la anticoncepción oral combinada de un estrógeno y un progestágeno. El estrógeno más conocido es el sintético etinil estradiol, aunque hay otros naturales. De los progestágenos "hay una variedad importante" porque "nos encontramos con diferentes tipos de mujeres". Algunos ayudarán a mujeres con acné o con mucho vello por ser de tipo androgénico. Otros, por su efecto antimineralocorticoide, están indicados para personas más preocupadas por su peso. 

La especiallista también ha abordado el anticonceptivo subcutáneo, las ventajas del preservativo o los métodos más recomendables para adolescentes, muchas veces preocupadas por la retención de líquidos.  "Los médicos debemos ofrecer las opciones y luego que la mujer decida", concluye. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.