22 de agosto de 2017 | Actualizado: Martes a las 12:50
Especialidades > Medicina de Familia

Las prácticas en AP combaten la visión negativa de la Medicina de Familia

Un estudio de Camfic demuestra la importancia de la visibilidad de la Primaria en la facultad

La asignatura obligatoria de Medicina Familiar es crucial para la actitud del estudiante frente a la especialidad.
Las prácticas en AP combaten la visión negativa de la Medicina de Familia
Redacción
Miércoles, 25 de enero de 2017, a las 13:50
El conocimiento de la Medicina de Familia durante la carrera es fundamental para que, a la hora de elegir el MIR, los aspirantes se decanten por especializarse en el primer nivel asistencial.

Representantes de los médicos de Familia (de las sociedades científicas de Primaria, vocales de los colegios, etc.) no se cansan de pedir visibilidad para solucionar la falta de vocación por el primer nivel asistencial, y un estudio de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) viene a darles la razón en esta insistencia.

Los investigadores preguntaron a 250 alumnos de quinto y sexto de Medicina en dos facultades catalanas y midieron su actitud hacia la Medicina de Familia antes y después de realizar prácticas en Atención Primaria.

La actitud de los alumnos cambió notablemente tras la realización de las prácticas, siendo factores relevantes para este cambio positivo la alta valoración de los tutores (9,57 puntos) y el aprovechamiento de las mismas (8,79 puntos). El prestigio profesional del médico de Primaria frente al especialista de hospital sigue siendo, a pesar de todo un, un factor en contra.

Profesores que sean médicos de Familia

Los investigadores concluyen que los principales alicientes para que el alumno se decante por la Medicina de Familia es la creación de una asignatura obligatoria en la carrera cuyos profesores sean médicos de Familia, ya que en la actualidad, si bien se ha aumentado el número de facultades que imparten esta asignatura (del 28 por ciento en 2008 al 75 por ciento en 2015), solo el 20 por ciento del profesorado asignado es médico de Familia.

“Para muchos de los futuros médicos y médicas, las prácticas son el único contacto que tendrán con el primer nivel asistencial”, afirman los investigadores de Camfic. Y de ellas dependerá, en gran parte, que vean la Medicina Familiar y Comunitaria como una especialidad valiosa para desarrollar una carrera profesional.