29 de mayo de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:40
Especialidades > Medicina de Familia

La depresión acentúa el riesgo cardiovascular en síndrome metabólico

No hay diferencia por factores socioeconómicos en índices de acontecimientos cardiovasculares

La depresión acentúa el riesgo cardiovascular en síndrome metabólico
Redacción
Martes, 21 de febrero de 2017, a las 09:00
La depresión y la ansiedad aumentan un 30 por ciento el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares en personas con síndrome metabólico (SM), hecho que comporta un peor pronóstico de salud, según un estudio de la médica de Familia del Instituto Catalán de la Salud (ICS) en Salou (Tarragona) Yolanda Ortega.

El SM agrupa varios factores de riesgo, por lo que una misma persona puede tener presión arterial elevada, colesterol alto, obesidad, exceso de triglicéridos y anomalías del azúcar en sangre -glucemia-, ha informado la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) en un comunicado.

"Las personas con SM -afecta al 20 por ciento de los catalanes mayores de 45 años- y alteraciones del ánimo, como una depresión, necesitan atención y que se haga una intervención para reducir su riesgo de sufrir un incidente cardiovascular, como un infarto", ha sostenido Ortega.

El trabajo también ha analizado los factores socioeconómicos y ha constatado que tanto aquellos que tienen mayor poder adquisitivo -la Rambla de Tarragona- como de las zonas más deprimidas socialmente -el barrio de Torreforta- coinciden en índice de ansiedad y depresión y en el aumento de acontecimientos cardiovasculares. No obstante, en las áreas más ricas predominan los infartos de miocardio y en las más pobres -en datos referidos a pacientes con SM-, los ictus.

El trabajo ha registrado un 8,7 por ciento diagnósticos de depresión, un 16 por ciento de ansiedad y un 3,8 por ciento con ambos; un 14,5 por ciento de las personas de la cohorte toman antidepresivos y un 20,8 por ciento ansiolíticos, además de que al cabo de cinco años se detecta un 5,5 por ciento de acontecimientos cardiovasculares en el grupo estudiado: un 6,4 por ciento hombres y un 4,4 por ciento mujeres.

Controlar el estrés

Los criterios de SM que predominan son similares: hipertensión, colesterol 'bueno' bajo y glucemia alterada; sin embargo, la obesidad no aparece como mayoritaria en estos pacientes, en comparación con el único estudio comparable realizado en Alemania, donde la obesidad es un criterio general.

Ortega ha sostenido que "a lo mejor sería necesario considerar el SM como una entidad diagnóstica", y el estudio también concluye que controlar el estrés es vital para la salud cardiovascular, además de constatar que afecta tanto a niveles socioeconómicos altos como a los bajos.