13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La vacuna del VPH de GSK, retirada en EEUU por su estancamiento terapéutico

La compañía achaca la decisión a la baja demanda del producto

Andrew Witty, CEO de GSK.
La vacuna del VPH de GSK, retirada en EEUU por su estancamiento terapéutico
vie 28 octubre 2016. 09.00H
Redacción
El interesante nicho de mercado que suponía la prevención del Virus del Papiloma Humano (VPH) ha terminado por convertirse en una pesadilla de la que GSK ha decidido escapar, al menos en Estados Unidos. La compañía ha anunciado su intención de retirar en dicho país Cervarix, su vacuna contra esta enfermedad, en lo que supone un durísimo revés que aún está por ver si se ampliará a Europa.

A la hora de argumentar su decisión, desde GSK se señala la “bajísima demanda” suscitada por el producto, indicado para los tipos 16 y 18 de la enfermedad, como el motivo que ha llevado a tomar la decisión de la retirada. El punto y final definitivo a la comercialización del producto se producirá el próximo 29 de noviembre, cuando caduquen los últimos lotes ofrecidos.

La retirada de GSK tiene relación con el presente, pero también con un futuro que ha considerado poco alentador tras el informe emitido por el Comité Asesor sobre Prácticas en Inmunización (ACIP), dependiente del gobierno norteamericano. En él, se determina que se requieren dos, y no tres, dosis de vacuna en niños con menos de 15 años.

“Con otra vacuna contra el VPH disponible en Estados Unidos, los pacientes seguirán contando con una opción para ayudar a prevenir la enfermedad”, apunta el laboratorio, que a su vez recuerda que la vacuna cuenta con 107 autorizaciones regulatorias que cubren 136 mercados a nivel internacional. La otra opción a la  que se refiere GSK es Gardasil 9 -comercializado en ese país por MSD-, que amplía su arsenal de prevención más allá del cáncer de cuello de útero y que fue aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) el pasado mes de abril. En la actualidad, la mayoría de países europeos se encuentran en periodo de negociación para integrarla en su catálogo terapéutico.

El horizonte español

Llegados a este punto, cabe preguntarse si lo ocurrido podría darse en Europa, e incluso España. Sin embargo, las diferencias entre los sistemas sanitarios lo hacen más complicado. Así se lo han hecho saber a Redacción Médica fuentes farmacéuticas, que señalan el miedo a un monopolio que pueda generar problemas de abastecimiento o un aumento de los precios como principal motivo para justificar su reticencia.

En España, la vacuna contra el VPH está contemplada dentro del calendario infantil, y como tal forma parte del acuerdo marco para la compra centralizada de vacunas cuyo borrador aún no se ha hecho público. Tal y como avanzó Redacción Médica, la duración de dicho acuerdo será de tres años, uno más que lo establecido hasta la fecha, y en él se fijará la mayor parte de la distribución definitiva de Cervarix en nuestro país.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.