Los índices de fabricación crecieron en junio a un ritmo más alto que la media del conjunto de la industria nacional

La producción farmacéutica se dispara un 11,4% y vuelve a la senda de 2021
La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.


08 ago 2022. 14.45H
SE LEE EN 3 minutos
La industria farmacéutica ha protagonizado un fuerte auge en el arranque del verano que ha devuelto al sector a los niveles de bonanza con los que cerró el año 2021. La fabricación de productos farmacéuticos se ha incrementado un 11,4 por ciento en el mes de junio en términos interanuales, lo que representa la cifra más alta desde diciembre del ejercicio anterior.

Los datos del Índice de Producción Industrial (IPI) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) han confirmado una tendencia al alza que ya se materializó en mayo cuando el sector protagonizo un repunte de 11,2 por ciento y ha permitido dejar atrás el batacazo de abril que se cerró con una caída del 0,3 por ciento. Desde entonces, no han parado de crecer las cifras de fabricación y el acumulado del año ya muestra un auge del 6,5 por ciento. Algo que también se ha visto traducido en su facturación. 

La serie estadística que ajusta los datos tanto a la estacionalidad como al calendario propio de la actividad muestra cómo la producción de la industria farmacéutica se mueve históricamente entre grandes oscilaciones. El hecho más anecdótico se produjo en 2019 a las puertas de la pandemia de Covid-19 cuando en cuestión de meses se pasó de un retroceso del 19,1 por ciento a un crecimiento del 35 por ciento.

Variación anual de la fabricación de productos farmacéuticos. INE


A pesar de esta inestabilidad, los resultados actuales muestran el mejor resultado en un mes de junio desde 2011 cuando la fabricación de productos farmacéuticos se incrementó un 11,5 por ciento. En los años sucesivos, el arranque de la campaña estival ha estado salpicado por datos tanto negativos como positivos pero nunca tan elevados.


La industria farmacéutica, por encima de la media nacional


El buen resultado de la industria farmacéutica en el mes de junio ha colocado al sector además por encima de la media nacional. El IPI ha revelado que la tasa anual en el conjunto de las actividades fue del 7 por ciento, lo que representa 2,5 puntos por encima del valor alcanzado en el mes anterior y confirma una tendencia al alza durante todo el segundo trimestre del año.

En todo caso, el sector farmacéutico se ha quedado muy por detrás de las actividades que lideran a la industria nacional. La fabricación de vehículos a motor, remolques y semirremolques ha sido la que ha obtenido mejores resultados con un crecimiento del 28 por ciento. Le siguen de cerca las coquerías y refino de petróleo (22,9 por ciento), el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (16 por ciento), la confección de prendas de vestir (19,8 por ciento), o las artes gráficas y reproducción de soportes grabados (12 por ciento).

En el otro lado de la balanza, hay varios sectores que han cerrado el primer semestre en cifras interanuales negativas. Es el caso de la metalurgia que ha reducido su producción en junio en un 9,5 por ciento. Le acompañan en la clasificación las industrias extractivas (-6,9 por ciento), la fabricación de maquinaria (-3 por ciento) o la producción de material y equipo eléctrico (-2,5 por ciento), que son las más golpeadas por el actual contexto económico.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.