La crisis de los opiáceos en EEUU se lleva por delante a Purdue Pharma

La decisión permitirá a la compañía afrontar el pago de 12.000 millones de dólares en indemnizaciones

La empresa había recibido más de 2.000 demandas relacionadas con el OxyContin.
La crisis de los opiáceos en EEUU se lleva por delante a Purdue Pharma
lun 16 septiembre 2019. 11.50H
El grupo farmacéutico estadounidense Purdue Pharma, propiedad de la familia Sackler, ha anunciado que se va a declarar en bancarrota en el marco del acuerdo legal para cerrar las demandas en su contra por la crisis de opioides en EEUU.  Ese acuerdo contemplaba la disolución del fabricante de OxyContin y el pago de indemnizaciones cercanas a 12.000 millones de dólares.

El presidente de Purdue, Steve Miller, ha señalado en un comunicado que esta decisión "suministrará miles de millones de dólares y los recursos necesarios para hacer frente a la crisis de los opioides".  La empresa había recibido más de 2.000 demandas relacionadas con el OxyContin, un analgésico narcótico de alto poder adictivo.


El 21 de octubre comenzará el que se ha tachado ya como el primer juicio federal de los opiáceos


Ahora será un tribunal el que debe aprobar la situación de bancarrota de la farmacéutica. A partir de ahí, todo el valor del grupo será transmitido a un organismo que velará por los demandantes y por la población estadounidense.


Han llegado a acuerdo con algunos estados


Además de abandonar el control de Purdue, la familia Sackler aportará de su bolsillo unos 3.000 millones de dólares. Por el momento, la empresa ha logrado un principio de acuerdo con muchos de los gobiernos locales y estatales que la demandaron por los estragos que han causado los opiáceos pero hay otros muchos estados que no han firmado la propuesta y tienen pensado seguir litgando en otros tribunales.

Según la declaración presentada en White Plains, Nueva York, se esperaba tras el acuerdo preliminar, que podría suponer un desembolso por parte de Purdue de hasta 12.000 millones de dólares. El que se va a considerar como el primer juicio federal de los opiáceos tiene previsto comenzar el 21 de octubre en Cleveland.

Como parte del acuerdo, la compañía se ha comprometido a contribuir con medicamentos, sin o de bajo costo, como el nalmefeno y la naloxona, para el tratamiento de adicciones.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.