El diagnóstico en un solo paso es "clave" para eliminar la hepatitis C

Diferentes expertos han analizado los retos en tiempos de Covid-19 en una jornada en la que participa Gilead

María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead.
El diagnóstico en un solo paso es "clave" para eliminar la hepatitis C
mié 24 junio 2020. 12.55H
La búsqueda activa de pacientes y el diagnóstico en un solo paso son "clave" para la eliminación de la hepatitis C en España. Es una de las conclusiones de la jornada 'Estrategias para la Eliminación de la Hepatitis C en tiempos de Covid-19' de la Cátedra de Investigación en Hepatología de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva, la Universidad de Sevilla y Gilead Sciences.

En ella, expertos han ha analizado cómo aprovechar la pandemia actual para transformar las barreras y problemas en cuanto al diagnóstico y el tratamiento de la hepatitis C en soluciones y oportunidades para contribuir a su eliminación.

Especialistas en enfermedades hepáticas y distintos representantes institucionales andaluces han analizado las barreras y necesidades, así como las oportunidades y posibles soluciones para alcanzar esta finalidad en la práctica clínica en Andalucía, más en el contexto posterior a la pandemia.

María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead, ha destacado "los impresionantes resultados en salud conseguidos en los últimos cinco años con la introducción de los antivirales de acción directa. "No menos importancia ha tenido la ejemplar colaboración entre los profesionales sanitarios, las Administraciones Públicas, los pacientes y la industria farmacéutica, guiados por el Plan Nacional para el abordaje de la Hepatitis C".

Ese mismo espíritu espera que siga ayudando a hacer frente a los retos que todavía tiene esta enfermedad, como es el diagnóstico y la derivación de todos aquellos portadores del virus que aún no han sido detectados.


Cuatro áreas para abordar la hepatitis C


La primera mesa redonda ha abordado la búsqueda activa de pacientes en cuatro áreas concretas: Atención Primaria, Hospitalaria, centros de tratamiento de adicciones y prisiones. Según Manuel Romero, director de la Cátedra, “hay pacientes que nunca se han hecho una serología de virus C, pero están contagiados. Tenemos que trabajar con atención primaria para que los médicos se conciencien, tengan la hepatitis C en su listado de problemas y pongan en marcha estrategias de búsqueda activa".

"Además, hay otro grupo importante de pacientes al que llamamos ‘pacientes perdidos en el sistema’, que son personas que sí han sido diagnosticadas de hepatitis C pero que han desaparecido de las consultas por diferentes motivos personales, sociales, familiares, económicos, etc., a los que también debemos localizar y tratar”.

La crisis sanitaria actual ha impactado en la práctica clínica diaria y los servicios de Microbiología se han visto sobrecargados de trabajo. "Aun así, todas las situaciones difíciles crean oportunidades. Por ello, a lo largo del acto se ha abordado la posibilidad de hacer test rápidos de hepatitis C a la vez que se hacen de SARS Cov-2 en sangre capilar. De esta forma, se aprovecharía la concienciación actual de la población con la salud y el Covid-19 para detectar posibles nuevos casos de hepatitis C".

Además, en el caso particular de Andalucía, se está trabajando en el análisis de la base de datos poblacional de esta comunidad por si pudiera ser una buena fuente para la detección de nuevos casos.


Pacientes en centros de tratamiento de adicciones y prisiones


Por otro lado, durante la jornada se ha analizado otro de los focos donde se encuentran pacientes con hepatitis C, los centros de tratamiento de adicciones (CTA). Allí acuden personas adictas a drogas por vía parenteral o no parenteral que están en proceso de deshabituación y que reciben su dosis de tratamiento con metadona.

Los ponentes han coincidido en que habría que hacerles el diagnóstico y tratamiento en un sólo paso. Debido a la dificultad existente a la hora de conseguir que esta población vulnerable se acerque al sistema, los expertos han destacado que hay que lograr que el día que acuden se les diagnostique la enfermedad y se les prescriba directamente el tratamiento.

Además, los ponentes han abordado la situación en los centros penitenciarios, otra de las áreas donde se encuentran pacientes con virus C. Al estar los reclusos en la cárcel, se facilita el tratamiento y cumplimiento de este y, a pesar de las posibles dificultades, es un modelo de éxito en nuestro país.

Por último, en la conferencia de clausura se ha explicado que se van a poner en marcha diferentes programas de abordaje local de la hepatitis C en diferentes ciudades españolas. Se comenzará con la estrategia de 'Sevilla sin hepatitis C' en la que participarán todos los agentes sociales y estará liderada por el Ayuntamiento de la ciudad y la Universidad de Sevilla. Esta iniciativa pretende lograr la eliminación de la hepatitis C en dos o tres años en la ciudad y, además, es parte de las estrategias de microeliminación que se están llevando a cabo en España.

La jornada ha sido inaugurada por José María de Torres Medina, director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias; José Guadix Martín, vicerrector de Transferencia del Conocimiento de la Universidad de Sevilla; Manuel Molina Muñoz, director gerente del Hospital Virgen del Rocío; María Río Presa, vicepresidenta y directora General de Gilead Sciences; Julián Sánchez Conejo-Mir, director del Departamento de Medicina de la Universidad de Sevilla; Ángeles Pérez Aisa, presidenta de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva; y Manuel Romero Gómez, director de la Cátedra.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.