Cantabria Labs da las claves para proteger a los más pequeños del sol

Esta tecnología previene los efectos negativos de la radiación UV gracias a la fotoinmunoprotección que proporciona

Cantabria Labs da las claves para proteger a los más pequeños del sol
vie 10 julio 2020. 15.00H
La compañía Cantabria Labs cuenta con una amplia gama de fotoprotectores para los más pequeños. "No podemos olvidarnos de proteger su piel -más sensible y vulnerable que la de los mayores- de los rayos del sol porque evitar las quemaduras solares durante la infancia es fundamental ya que representan un factor de riesgo de desarrollar un melanoma en la edad adulta".

Se calcula que casi un 30 por ciento de niños no recibe una protección adecuada diaria durante la exposición solar. “No se aplica la cantidad suficiente ni se distribuye correctamente, no se reaplica frecuentemente… Son errores comunes a cualquier edad, pero se incrementan en el caso de los niños que son mucho más inquietos”, destaca María Vitale, directora médica de Cantabria Labs.

A esto hay que sumarle “que la piel infantil es más fina (su estrato córneo es un 30% más delgado) y su función barrera es aún más débil que en el adulto”. Además, este año, la piel de todos los miembros de la familia está más vulnerable tras las semanas de confinamiento, lo que no ha permitido una adaptación progresiva a la radiación solar.


Fotoprotectores a medida


Con los niños resulta fundamental emplear fotoprotección dermatológica avanzada, como la gama Heliocare 360º Pediatrics. "Sus fórmulas protegen frente a las cuatro radiaciones (UVB, UVA, He-Vis, IR-A) y tienen SPF 50/50+, pero además son perfectas para ellos", explican desde Cantabria Labs.

“Durante las épocas de mayor exposición solar, como el verano, lo correcto es reforzar aún más la fotoprotección tópica con la fotoprotección oral”, aconseja María Vitale.

Los sticks Heliocare 360º Junior Oral contienen Fernblock+, de origen natural y eficaz desde la primera toma, que aumenta la resistencia de la piel al sol, reduciendo el riesgo de quemadura solar. Además, ayudan a proteger zonas donde no llegamos con la crema como el cuero cabelludo, los ojos o las orejas. Su formato, granulado en sobres, sin necesidad de disolverse en agua, y su agradable sabor a naranja, facilita su toma. Son perfectos antes de ir a la piscina o la playa, hacer una excursión, jugar un partido de fútbol, etc. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.